El gobierno nacional se endurece frente al reclamo mapuche

El jefe de gabinete de Patricia Bullrich coordina con las fuerza federales y las policías provinciales la persecución del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

#

En total fueron nueve los detenidos por los incidentes en la calle San Martín.(Foto: Archivo )

Jones Huala: ordenaron liberar a los manifestantes tras el reclamo en el Juzgado

Liberan a los manifestantes detenidos por incidentes en el Juzgado

Los nueve manifestantes detenidos tras las protestas frente al Juzgado Federal serán liberados esta tarde. La abogada defensora, Marina Schifrin, comunicó la decisión del juez Ricardo Villanueva, quien deberá confirmar la resolución.

El pedido de “excarcelación inmediata” se resolvió esta mañana luego de que se completaran las indagatorias que, según se informó, se extendieron durante más de 10 horas.

Schifrin agregó que la Fiscalía determinó que se libere a los detenidos “previa constatación de domicilio”.

La abogada además convocó a todas las organizaciones sociales a recibir a los manifestantes en el aeropuerto, donde permanecieron bajo custodia, garantizando además los medios de transporte necesarios.

Las detenciones que ordenó el juez federal las realizaron Policías de la PSA, con el apoyo de Gendarmería y del COER. El hecho se resolvió el lunes por la mañana, luego de reprimir con postas de goma a un grupo de jóvenes que reclamó por la libertad del lonko mapuche Facundo Jones Huala frente al Juzgado Federal de Bariloche.


Nueve jóvenes mapuches, que fueron detenidos cuando reclamaban ayer por la liberación de Facundo Jones Huala, continuaban anoche a disposición del juez federal Gustavo Villanueva. Tres de ellos fueron acusados de intentar incendiar el juzgado federal de Bariloche.

La abogada Marina Schifrin, que defiende a los detenidos, dijo que seis quedaron alojados en una dependencia de la PSA, en el aeropuerto de Bariloche. Describió que están golpeados. Aseguró que una de las chicas “perdió dos dientes a raíz de los golpes que recibió”. Explicó que los otros detenidos permanecían en el Escuadrón 34 Bariloche de Gendarmería.

Las detenciones que ordenó el juez federal las realizaron Policías de la PSA, con el apoyo de Gendarmería y del COER. Rprimieron a primera hora de la mañana con postas de goma a un grupo de jóvenes adherentes a la causa mapuches frente al Juzgado Federal de Bariloche.

Una de las manifestanes forcejea pero terminó detenida.

MARCELO MARTÍNEZ

El gobierno nacional se endurece frente al reclamo mapuche

El gobierno nacional se endurece frente al reclamo mapuche

Marcelo Martínez

“Se acabó la extorsión”, dijo ayer el jefe de gabinete de asesores del ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti, que encabezó en Bariloche una reunión con funcionarios y policías de Río Negro y Chubut para coordinar la persecución del grupo denominado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). “Es una organización delictiva cuyo líder es Facundo Jones Huala”, le dijo ayer a “DeBariloche”.

Durante el paso de Noceti por Bariloche se produjeron los incidentes frente al Juzgado Federal, por el que hay nueve detenidos (ver aparte). “Lo que quedó la claro hoy es la decisión de no tolerar más delitos en flagrancia: rompieron vidrios y pretendían incendiar el juzgado”, dijo el funcionario.

Jones Huala está detenido por disposición del juzgado federal de Bariloche, a cargo por subrogancia del juez de Neuquén Gustavo Villanueva. Había sido apresado el 27 de junio por Gendarmería Nacional en el puesto de control de Río Villegas. Chile pidió su extradición para ser juzgado por el incendio de un campo, en 2013, y por tenencia de armas y municiones, además de la violación de la ley de extranjería.

Ya había sido apresado por el mismo trámite en Chubut y en septiembre de 2016 la Justicia Federal de Esquel declaró nula la detención (bajo la sospecha de que su paradero fue obtenido mediante la tortura de un testigo) y decidió archivar la causa.

El juez Villanueva decidió enviar el expediente a la Corte Suprema para que resuelva la situación de Jones Huala.

“El RAM es una organización delictiva que no pide un predio para su comunidad sino que quiere sembrar el terror con el argumento de que sus tierras no pertenecen a la República Argentina ni a Chile”, consideró Noceti.

Para el gobierno nacional, la actitud de este grupo, que se adjudicó varios ataques, como el del refugio Neumeyer en 2014 o a instalaciones del magnate inglés Joseph Lewis este año, configura un delito se encuadra en el artículo 213 bis del Código Penal, que castiga con penas de 8 años de prisión al “que organizare o tomare parte en agrupaciones permanentes o transitorias que (...) tuvieren por objeto principal o accesorios imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”.

La coordinación con las fuerzas federales y las provinciales de Río Negro y Chubut tienen como fin la búsqueda “de todas las pruebas que permitan esclarecer cada uno de los hechos”. De la reunión participó el jefe de la Policía de Río Negro, Daniel Jara.

Hasta ahora, la Justicia no tiene imputados por ninguno de los hechos ocurridos en el sudoeste de Río Negro.

“Se acabó la extorsión”, dijo ayer el jefe de gabinete de asesores del ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti, que encabezó en Bariloche una reunión con funcionarios y policías de Río Negro y Chubut para coordinar la persecución del grupo denominado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). “Es una organización delictiva cuyo líder es Facundo Jones Huala”, le dijo ayer a “DeBariloche”.

Durante el paso de Noceti por Bariloche se produjeron los incidentes frente al Juzgado Federal, por el que hay nueve detenidos (ver aparte). “Lo que quedó la claro hoy es la decisión de no tolerar más delitos en flagrancia: rompieron vidrios y pretendían incendiar el juzgado”, dijo el funcionario.

Jones Huala está detenido por disposición del juzgado federal de Bariloche, a cargo por subrogancia del juez de Neuquén Gustavo Villanueva. Había sido apresado el 27 de junio por Gendarmería Nacional en el puesto de control de Río Villegas. Chile pidió su extradición para ser juzgado por el incendio de un campo, en 2013, y por tenencia de armas y municiones, además de la violación de la ley de extranjería.

Ya había sido apresado por el mismo trámite en Chubut y en septiembre de 2016 la Justicia Federal de Esquel declaró nula la detención (bajo la sospecha de que su paradero fue obtenido mediante la tortura de un testigo) y decidió archivar la causa.

El juez Villanueva decidió enviar el expediente a la Corte Suprema para que resuelva la situación de Jones Huala.

“El RAM es una organización delictiva que no pide un predio para su comunidad sino que quiere sembrar el terror con el argumento de que sus tierras no pertenecen a la República Argentina ni a Chile”, consideró Noceti.

Para el gobierno nacional, la actitud de este grupo, que se adjudicó varios ataques, como el del refugio Neumeyer en 2014 o a instalaciones del magnate inglés Joseph Lewis este año, configura un delito se encuadra en el artículo 213 bis del Código Penal, que castiga con penas de 8 años de prisión al “que organizare o tomare parte en agrupaciones permanentes o transitorias que (...) tuvieren por objeto principal o accesorios imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”.

La coordinación con las fuerzas federales y las provinciales de Río Negro y Chubut tienen como fin la búsqueda “de todas las pruebas que permitan esclarecer cada uno de los hechos”. De la reunión participó el jefe de la Policía de Río Negro, Daniel Jara.

Hasta ahora, la Justicia no tiene imputados por ninguno de los hechos ocurridos en el sudoeste de Río Negro.


Comentarios


Liberan a los manifestantes detenidos por incidentes en el Juzgado