Obama hablará de impuestos, Cuba e inmigración

En su mensaje sobre el Estado de la Unión hará eje en el cambio en las relaciones con el vecino país caribeño. Entre los invitados estará un preso liberado por el régimen castrista.

AP

WASHINGTON (DPA).- La nueva política de Estados Unidos hacia Cuba y la inmigración serán dos de los grandes temas hoy en el discurso del presidente Barack Obama sobre el Estado de la Unión, en el que pedirá aumentar los impuestos a los más ricos.

Alan Gross, el cooperante estadounidense liberado por Cuba en el marco del deshielo de relaciones entre ambos países, será uno de los invitados del presidente.

Es habitual que en el discurso anual se invite a personajes que la administración considera clave en la agenda política que el demócrata Obama defenderá en la sesión especial conjunta de las dos cámaras del Congreso, que cuentan con mayoría republicana desde las legislativas de noviembre del año pasado.

Gross fue liberado por Cuba el 17 de diciembre del año pasado tras pasar en una cárcel de la isla cinco de los 15 años a los que fue sentenciado por introducir al país sofisticados aparatos de telecomunicaciones prohibidos por la legislación cubana.

Su liberación y la de un espía de origen cubano tuvo como contrapartida la de tres cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos. El intercambio fue parte del acuerdo por el que ambos países decidieron reanudar relaciones tras más de medio siglo de enfrentamiento ideológico.

“Resalta el cambio de política después de todo este tiempo”, dijo ayer un alto cargo del Departamento de Estado sobre la presencia de Gross en el Congreso.

Se espera que Obama defienda hoy en su discurso de nuevo ante la oposición su nuevo enfoque de la política hacia Cuba.

La réplica republicana en español correrá a cargo del cubanoamericano Carlos Curbelo, nuevo congresista por Florida y contrario al acercamiento con la isla.

El senador Marco Rubio, otra de las principales voces de los legisladores cubanoamericanos, críticos con la decisión de Obama, anunció ayer que invitará a Rosa María Payá, hija del disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en 2012 en un accidente de tráfico cuya culpabilidad la familia atribuye al gobierno cubano.

Obama volverá a insistir en la necesidad de una reforma migratoria tras las decisiones ejecutivas que tomó a final del año pasado. Entre los invitados está Ana Zamora, que pudo continuar en Estados Unidos tras las medidas tomadas por el presidente en 2012 para evitar la deportación de jóvenes inmigrantes que llegaron al país cuando eran niños.

El presidente pedirá mañana también aumentar los impuestos para los más ricos y una serie de medidas para apoyar a la clase media.


Comentarios


Obama hablará de impuestos, Cuba e inmigración