Operativo desgaste contra la toma mapuche cerca de El Bolsón

El gobierno rionegrino no hará uso de la fuerza para desalojar el campo en Cuesta del Ternero, pero tiene aislada a la veintena de integrantes de la ocupación.





La ocupación de un terreno en Cuesta del Ternero, en el área rural de El Bolsón, por parte de una comunidad mapuche bautizada Quemquemtreu tiene como impulsora a una de las hermanas de Facundo Jones Huala. Romina (así se llama) forma parte del grupo que, ya fuera de la zona en conflicto luego del desalojo de hace una semana, presiona para que el gobierno rionegrino permita asistir a la veintena de personas que permanece dentro del área cercada por la Policía.

El viernes 24 de septiembre un grupo de fiscales encabezados por Betiana Cendón y de policías fueron hasta Cuesta del Ternero a hacer cumplir la orden del juez Ricardo Calcagno de identificar a las personas que habían usurpado un terreno que Rolando Rocco denuncia como propio.


Allí fue registrada Romina Jones, además de otra mujer. Cuatro varones fueron detenidos porque se negaron a identificarse y más tarde fueron liberados.


El procedimiento funcionó en los hechos como un desalojo porque la toma se desactivó, pero al día siguiente una débil custodia policial fue burlada por dos autos que penetraron otra vez en la zona de conflicto.


Desde entonces el gobierno dispuso medidas extraordinarias en el lugar, con la presencia permanente del jefe de la Policía, Osvaldo Tellería, y el despliegue de medio centenar de efectivos, entre ellos el grupo de elite COER. Hay un doble cerrojo, contaron fuentes oficiales.


El jueves pasado, el juez Calcagno rechazó los pedidos de permitir el ingreso de alimentos y ropa a la toma.
Una protesta, de la que participa Romina Jones y un nutrido grupo de dirigentes sociales y sindicales de la zona Andina, reclama frente a la primera barrera policial.


Se trata, según los registros policiales, de un grupo que llegó a ser bastante numeroso, pero que con el cambio inhóspito de la meteorología fue perdiendo asistencia.


Se llevaron ropa, frazadas y colchones”, denunció Romina Jones mediante videos subidos a Instagram. Los referentes mapuches denuncian que se trató de un desalojo ilegal y no de un simple trámite de identificación. “Están torturando a nuestra gente”, añadió.


Río Negro intentó hablar con los referentes mapuches presentes en el lugar, pero como ocurre en Villa Mascardi, los periodistas fueron rechazados de manera violenta.


En grupo fuerte de la Policía está sobre el puente de los Aplausos. El COER tiene allí el control: nadie entra y el que sale, no vuelve.

Costoso


El operativo policial es costoso pero va en la línea de lo que ordenó la gobernadora Arabela Carreras, que no quiere que haya heridos y mucho menos muertes, como la de Rafael Nahuel, hace cuatro años en una ocupación similar en Villa Mascardi, mediante la intervención de fuerzas nacionales.


De hecho, se dio la orden a todos los efectivos policiales de que no respondan a eventuales provocaciones.
Hay una orden judicial de volver a identificar a los ocupantes, pero en el gobierno consideran que no están dadas las condiciones para encarar ese procedimiento otra vez.


La apuesta es al desgaste. Sin alimentos y sin abrigo, con pronósticos de nevadas, se presume que habrá un debilitamiento en la resistencia.


Comentarios


Operativo desgaste contra la toma mapuche cerca de El Bolsón