“Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo: respeten la ley”





Ante los comentarios mencionados en varios medios informativos locales respecto de la recientemente sancionada ley de Ordenamiento de Bosques Nativos, nos vemos en la obligación de aclarar los siguientes puntos: Durante el período en que se comenzó a presentar el futuro ordenamiento, el proceso participativo y de discusión desplegado por la Unidad Ejecutora Provincial para el Ordenamiento del Bosque Nativo a partir de marzo de 2009 fue ampliamente criticado por algunos sectores que consideraban que el mismo no era suficiente. Por este motivo el Ejecutivo municipal convocó a talleres participativos en el 2010 donde todos los interesados pudieron expresar su parecer. Éstos fueron coordinados por el licenciado Romero, asesor del entonces secretario de Planificación Arq. Carlos San Martín. En ellos se llevó a cabo el proceso de elaboración del mapa de Villa La Angostura para la ley de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo. Se trabajó con el mapa preliminar realizado por la Unidad Ejecutora Provincial. El Lic. Romero presentó a la comunidad varias alternativas con creativos diseños de rayas y colores pero luego, en el segundo taller, se volvió a los colores originales y se consensuaron las principales áreas. Simultáneamente, una Comisión Técnica convocada por el intendente Alonso analizaba el mapa en cuestión. Debió realizarse una última reunión participativa pero el Ejecutivo no la convocó y decidió que la Comisión Técnica confeccionaría el mapa definitivo. Luego de difíciles discusiones se consensuó un mapa, excepto para las propiedades Inalco y de Ortiz Basualdo (ubicadas en los dos extremos del ejido, lindantes con el Parque Nacional Nahuel Huapi), para las que esta comisión decidió que fueran dejadas en gris y que su evaluación quedara en manos de la Unidad Ejecutora Provincial. En cuanto a las diferencias en los mapas que se mencionan en las notas periodísticas por parte de un profesional del Colegio de Arquitectos, cabe aclarar que el área de la costa del lago Correntoso debe ser categoría I ( rojo) ya que tiene pendientes superiores a las que contempla la ley para esa categoría. De todas formas en la categoría II (amarillo), como surge del mapa elaborado por el equipo técnico, no se permiten desarrollos urbanísticos. Y esto es así porque la ley lo ordena y no porque “Bocos metió la mano”. También la ley establece claramente que no se puede urbanizar a 100 metros de la costa de los lagos y a 50 metros de cada margen de ríos y arroyos: son áreas rojas, aunque no se pueden observar en los mapas debido a su escala. En el mapa del Anexo II de la ley, perteneciente a Villa La Angostura, la propiedad Gerosa está como categoría III (verde), tal como se consensuó en los talleres participativos. En cuanto a la idea de que la ley de Ordenamiento vulnera la autonomía municipal, debemos aclarar que ésta no puede ser afectada ya que los municipios nunca la tuvieron: los recursos naturales, para la Constitución nacional, provincial y la todavía vigente ley provincial 1890, pertenecen a la provincia. Nosotros, como vecinos de nuestra localidad, no podemos tomar decisiones sobre un bien común (el bosque nativo, en este caso) que pertenece a todos los habitantes del Neuquén. Sin duda, no es lo que esperaban ciertos sectores que parten de la premisa de que la naturaleza está para servir al hombre cuando la misma es preexistente a nosotros y todos tenemos la obligación de devolverla a las futuras generaciones, igual o mejor que como la recibimos. Tampoco consideramos que esta ley sea “ir para atrás” como se manifestó en una entrevista periodística, ya que tal como fue mencionado en los talleres por el coordinador Lic. Romero, el crecimiento de Villa La Angostura no se verá afectado por la protección del bosque nativo pues más del 50% del ejido no tiene construcción alguna. La ONG Alerta Angostura presentó en la Legislatura un proyecto de ley alternativo, que fue consensuado por la Asamblea Ciudadana sobre la base de lo que surgió de los talleres y que era mucho más restrictivo que el ahora sancionado, ya que tenía definiciones más precisas respecto de la categoría II (amarillo urbano). Sin embargo, respetamos la ley tal como fue aprobada por unanimidad en el Poder Legislativo, porque en su espíritu responde a los lineamientos básicos de protección del bosque. Hay que remarcar que nosotros siempre hemos sido tachados de ser “los del ‘no’” y en esta oportunidad es llamativo que los que están por el “no” se están oponiendo a la decisión unánime de los legisladores que votaron la nueva ley para que no pueda cumplir con su objetivo de proteger nuestros bosques. Es de esperar que las autoridades electas, especialmente en el caso del gobernador, que comenzará su segundo mandato, respeten la ley tanto en letra como en espíritu y que éste no cometa el desatino de vetar la ley que el mismo Poder Ejecutivo remitiera para ser tratada y que fue aprobada con fecha 9 de noviembre. Un dislate así sólo podría beneficiar a ciertos y determinados sectores de la sociedad que han demostrado no respetar en absoluto el valioso y delicado equilibrio del ambiente natural en que vivimos. Ahora tenemos la certeza de haber expuesto con claridad los aspectos cuestionados y creemos que hay que honrar la participación de la comunidad de Villa La Angostura en la confección de los mapas, proceso que parece haberse ido olvidando con el tiempo. Por ONG Alerta Angostura Emilia Edelstein, LC 04.436.285 Presidenta Villa La Angostura


Comentarios


Seguí Leyendo

“Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo: respeten la ley”