Paciencia, aún se necesitan más estudios para confirmar vida en Venus





Con el hallazgo del gas fosfina, se reactiva la posibilidad de que haya microbios flotando en la atmósfera de Venus.

Con el hallazgo del gas fosfina, se reactiva la posibilidad de que haya microbios flotando en la atmósfera de Venus.

Venus es el planeta más caliente del sistema solar. Es el segundo en orden desde el Sol. Su atmósfera está llena de dióxido de carbono y de nubes compuestas de ácido sulfúrico. Los gases atrapan el calor y mantienen al planeta bien caliente. 

En ese ambiente, un grupo liderado por la radioastrónoma británica Jane Graves con colegas de Estados Unidos y Japón han detectado un posible marcador de vida en Venus.

Se trata de una molécula poco común, la fosfina. En la Tierra, este gas sólo se fabrica de forma industrial o por microbios que prosperan en ambientes libres de oxígeno. 

Por esto, el descubrimiento abre la posibilidad de búsqueda de vida en la atmósfera de Venus en un futuro. Pero hasta ahora no se puede afirmar que allí haya algún tipo de vida extraterrestre.

Según informó la organización astronómica intergubernamental de Europa, la ESO, las bacterias de la Tierra producen fosfina. Probablemente, cualquier organismo de Venus sería muy diferente a sus primos de la Tierra, pero también podrían ser la fuente de la fosfina detectada en la atmósfera.

Para tener una respuesta más certeza, habrá que tener paciencia. El planeta ya recibió la visita de varias sondas espaciales no tripuladas. 

Ahora, se necesitan hacer más estudios para determinar cuál es el verdadero origen de la presencia de la fosfina. 

Quieren usar el telescopio IRTF en Mauna Kea y al avión Sofía de la NASA que tiene un telescopio y puede ascender a las capas altas de la atmósfera. 

Pero la pandemia y las cuarentenas demoraron todo. Posiblemente, esos trabajos se hagan en enero próximo.


Comentarios


Paciencia, aún se necesitan más estudios para confirmar vida en Venus