Papelón del municipio de Roca en una inspección

Una vecina denunció en la comuna que en una vivienda funcionaba un geriátrico ilegal. Sin tomar recaudos, desde el área de Inspección organizaron un allanamiento. Sólo se encontraron con abuelos del barrio que se reunían allí para pasar ratos libres.



ROCA (AR).- Un grave error cometieron inspectores del municipio roquense esta semana, cuando -sin investigación previa suficiente- solicitaron el allanamiento de una casa pensando que funcionaba allí un geriátrico ilegal.

Resultó ser que en la casa sólo vivían dos abuelos que algunos días se reunían con sus amigos a tomar mate y conversar para pasar sus ratos libres.

El lamentable episodio ocurrió el pasado lunes en un inmueble de la calle San Martín al 300, luego de la denuncia de una vecina que vive a la vuelta del supuesto “geriátrico ilegal” y malinterpretó la situación.

La gravedad del hecho la explicó Alicia Hidalgo, hija de la propietaria de la casa. “Fue un error gravísimo porque tanto mi mamá como mi hermano son discapacitados, y esto los asustó mucho”, indicó indignada la mujer. Luego agregó que “ya habían ido de la municipalidad a verificar una denuncia similar, y comprobaron que estaba todo en orden”.

Una fuente del municipio explicó que “esa primera visita no fue registrada por un problema entre los inspectores y sus superiores”.

Después de esta acusación no registrada, se llevó a cabo la segunda visita a la casa. “Esta vecina hizo una denuncia y cuando vinieron los inspectores, mi hermano se asustó y les cerró la puerta”.

Desde el municipio aclararon que el acta surgida de esta denuncia recorrió todos los pasos correspondientes hasta que la jueza de Faltas dictaminó que se podía realizar un allanamiento.

Este procedimiento tuvo lugar el pasado lunes al mediodía, y fue calificado por Hidalgo como “una grosería por parte de los inspectores”.

Además explicó que “no se preocuparon de investigar nada, porque si pasás por la vereda vas a ver viejitos sentados ahí que son vecinos de Roca de toda la vida, hasta creo que iba la suegra de Soria”.

Además, la vecina aseguró que en los próximos días iniciará acciones legales contra la denunciante.

El mal momento que pasaron quienes estaban dentro de la casa se debió a que “aparecieron dos inspectores, dos policías y dos testigos en la puerta de la casa para hacer el allanamiento y mi mamá y mi hermano se pusieron muy mal”, continuó Hidalgo.

La mujer explicó que desde el municipio ya se pidieron disculpas respecto al “circo” que se armó alrededor de una casa donde, simplemente, antiguos vecinos de Roca se juntan a charlar un rato.


Comentarios


Papelón del municipio de Roca en una inspección