Para el STJ, el conflicto de tierras entre Cipolletti y Fernández Oro lo debe resolver la Legislatura

El máximo órgano judicial de Río Negro desestimó la demanda que el Ejecutivo cipoleño impulsó en 2018. Se trata de terrenos sobre la Margen Sur que están en pleno desarrollo.




A tres años del conflicto que se desató entre Cipolletti y Fernández Oro por la disputa de tierras en la Margen Sur, la justicia desestimó la demanda del Ejecutivo cipoleño y explicó que debe discutirse en la Legislatura.

En la resolución, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro se remitió al dictamen del procurador Jorge Crespo, quien determinó que el Poder Judicial no es el órgano competente para resolver la contienda y, además, precisó que la municipalidad de Cipolletti interpuso mal la demanda y nunca la corrigió.

Por ello el máximo tribunal provincial desestimó el pedido. Fue dos años después de habilitar un ámbito de diálogo entre las partes para llegar a un acuerdo. Instancia que no prosperó y que culminó con el reciente fallo.

En octubre del 2018, el exintendente Aníbal Tortoriello demandó a la vecina ciudad orense por una supuesta invasión territorial para desarrollar un loteo en la Margen Sur. El empresario, hoy candidato a diputado por JxC, acusó que su par de Fernández Oro, Mariano Lavín - ese momento identificado con JxC- avanzaba sobre desarrollo dentro de los ejidos colindantes de Cipolletti, en la Margen Sur del río Negro.

En la demanda, Tortoriello sostuvo que el desarrollo urbanístico, aprobado por el Concejo Deliberante (CD) de Fernández Oro en 2013, “ocupa” 500 hectáreas cipoleñas. Cipolletti es la única ciudad rionegrina que tiene delimitada su superficie por una ley provincial. El resto de las localidades tiene una delimitación pretendida, por lo cual deben ponerse de acuerdo con sus vecinas para terminar de definir el territorio de competencia. La discusión debe darse en el ámbito legislativo.

Si bien el conflicto judicial se desató en 2018, su génesis es anterior y se remonta a la gestión de Juan Reggioni, entre 2011 y 2015. Durante su último mandato, el Concejo Deliberante aprobó un proyecto para urbanizar una extensa superficie en la Margen Sur que incluía una porción de territorio cipoleño.

La argumentación de Oro, ya con Lavín como intendente -hoy en alianza con JSRN- es que el Deliberante aprobó la cesión de tierras y la apertura de una calle, pero que no avanzó sobre el territorio cipoleño.

Tortoriello y Lavín se reunieron varias veces -también sus asesores legales- para tratar el tema pero no hubo acuerdo y, por esa razón, se canalizó por vía judicial. La postura del Oro fue siempre que el Deliberante nunca legisló sobre suelo cipoleño.

En el fallo, el dictamen del procurador explicó que el municipio de Cipolletti no ajustó la demanda a pesar de los pedidos: "Vale también señalar que la actora, a quien se le ha solicitado readecuar la demanda a los términos de un conflicto de poderes, ha insistido en su planteo de una acción colectiva, agregando escasos argumentos y fundamentos legales a la reformulación y redireccionamiento de la causa".

"Consecuentemente, en atención a que la determinación de límites es materia ajena en principio a la competencia de ese Superior Tribunal conforme lo dispone la manda constitucional de la provincia de Río Negro y leyes reglamentarias, lo expuesto me lleva a la conclusión de que debe declararse que la demanda no ha sido interpuesta de manera suficiente para su procedencia formal, de manera tal que permita la intervención de la jurisdicción en la resolución de lo planteado, como así tampoco lo ha sido la exposición de la contraparte", explica la resolución.


Comentarios


Para el STJ, el conflicto de tierras entre Cipolletti y Fernández Oro lo debe resolver la Legislatura