Paro pesquero por el manejo del langostino

Los trabajadores del sector protestan en SAO ante la llegada de barcos foráneos que “están arrasando con la especie”.



#

Los pescadores quieren respuestas porque lo que se lleva un buque es “un saqueo”, según sostienen.(Foto: martín brunella )

La actividad pesquera se paralizó nuevamente en el muelle Heleno Arcángel de esta ciudad, debido a que el grueso de los trabajadores del sector están protestando otra vez por el manejo del langostino. Es que estos crustáceos, de gran valor económico, llegaron a la zona años atrás y desde entonces no existen planes que regulen su explotación, y se autorizó la llegada de barcos foráneos que, según manifiestan los que reclaman, “están arrasando con la especie”.

Ahora los pescadores y patrones de embarcaciones denuncian que pese a reclamos anteriores la Provincia sigue dando permisos a nuevas embarcaciones, y que además el producto muchas veces sale sin procesar, pese a que la ley lo prohibe. Según mencionan, esto es porque se autoriza que más buques que los necesarios trabajen para una planta procesadora, lo que provoca que, al no contar con capacidad para elaborar esas capturas, las firmas cuenten con la excusa perfecta para solicitar que el crustáceo se saque de la localidad entero, alegando la necesidad de evitar pérdidas económicas.

“Nos siguen tomando el pelo” manifestó Alejandro Sarmiento, uno de los manifestantes. “Cuando nos quejamos el año pasado por la cantidad de permisos, eran 24 los barcos de pesca industrial. Hoy son 33. Además hay 40 lanchas de pesca artesanal, y 50 nuevos permisos que están a punto de hacerse efectivos”, explicó el hombre.

Sarmiento destacó sin embargo que “los artesanales no son el problema. Aunque se habilitaran todos y la flota quedara de 90, las lanchitas no generan perjuicio, el tema son los buques, que tienen una capacidad de captura mayor, y a eso se suma todo lo que sale sin procesar”, remarcó.

“Hay plantas que tienen una capacidad de procesamiento de 2.000 cajones y cuentan con permisos de pesca para 9 embarcaciones” dijo el pescador. Pensá que si salen, sólo en un viaje, 6 barcos, al regresar vienen con más de 3.000 cajones. Y doblan esa cifra si repiten la salida . Es obvio que no lo van a procesar todo en la empresa. Entonces, ¿por qué la Provincia autoriza estas cosas, permitiendo que saqueen el Golfo?”, se indignó el trabajador.

La queja principal no apunta contra los barcos artesanales. El problema radica en los buques, que tienen mayor capacidad de captura.

Datos

La queja principal no apunta contra los barcos artesanales. El problema radica en los buques, que tienen mayor capacidad de captura.

Comentarios


Paro pesquero por el manejo del langostino