PASO: un test que marcará el pulso de la elección de octubre

Unos 34 millones de electores están habilitados para sufragar en todo el país. Podrán elegir entre nueve fórmulas a los candidatos a presidente y vice de la nación. Y a los que aspiran a entrar al Congreso.



Fueron pensadas para definir candidaturas e internas. Nada más lejos. Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) serán hoy un test clave, que marcará cuál va a ser el pulso de la elección presidencial del octubre. Para la mayoría de los analistas, pronóstico incierto.


Unos 34 millones de electores están habilitados para sufragar hoy en más de 14.000 centros de votación de todo el país. Podrán elegir entre nueve fórmulas a los precandidatos para presidente y vice de la nación. Habrá en todo el país otros 2.116 precandidatos para renovar la Cámara de Diputados y otros 239 para renovar un tercio del Senado nacional.


Para poder competir en octubre, los partidos necesitarán alcanzar por lo menos el 1,5% de los sufragios del padrón. Para las candidaturas nacionales, se traduce en 507.628 votos.


Aún cuando desde principio de año hemos tenido un largo recorrido electoral en las provincias, tres distritos irán a las urnas para elegir sus precandidatos a gobernador: Buenos Aires, el principal distrito electoral del país; Ciudad de Buenos Aires y Catamarca. Las tres elegirán su gobernador el 27 de octubre, junto con la elección general. También irá hoy a las urnas Santa Cruz, que elegirá gobernador mediante el polémico sistema de Ley de Lemas.


También siguen siendo polémicas las PASO. Para los que ven el vaso medio lleno: se jugarán primarias para elegir candidatos a diputados y senadores en 17 de los 24 distritos de todo el país. Para los que cuestionan el procedimiento: ninguna esas internas es relevante y el resultado puede anticiparse. Y además de que no va a haber interna en ninguna fuerza para elegir al candidato a presidente, la elección es la que demanda más recursos de todo el calendario electoral: cuesta unos $4.000 millones.


Unos 90.000 efectivos de fuerzas armadas y de seguridad serán los encargados de vigilar los centros de votación en todo el país, organizar el ingreso de los votantes, asistir a las autoridades de mesa y custodiar las urnas desde el despliegue territorial hasta el escrutinio definitivo.
La transparencia del escrutinio ha abierto una polémica de última hora, raíz de la decisión de la justicia electoral de implementar cambios en la transmisión de los resultados de cada una de las mesas. Se acordó que habrá veedores judiciales para garantizar el desarrollo normal del escrutinio.


Como se dijo, las primaria s presentan una resultado incierto. Lo que de ellas surja permitirá ir configurando el escenario de octubre. Además abrirán expectativas entre los actores económicos sobre el perfil del próximo gobierno. Hoy no se elige nada, pero el reloj se echa a andar: comienza la hora de las definiciones


Juntos por el Cambio: Macri-Pichetto

El 11 de junio, luego de meses de especulaciones sobre un posible Plan V de “Vidal” y sobre la necesidad de incluir a un radical en la fórmula presidencial, Mauricio Macri dio la sorpresa: eligió a Miguel Ángel Pichetto, líder peronista ya histórico del Senado, como su candidato a vicepresidente. Fue un gesto aperturista y también una respuesta, no sólo al gesto moderador de Cristina Kirchner, que eligió a Alberto Fernández como candidato a presidente de su fórmula, sino al acuerdo que Alberto estaba a punto de cerrar con Sergio Massa, otro de los referentes de la diluida avenida del medio.

Frente de Todos : Fernández-Fernández de Kirchner

La primera sorpresa de la campaña la dio Cristina Kirchner: en la mañana del sábado 18 de mayo anunció en redes sociales que había elegido a Alberto Fernández, como su candidato a presidente, tras más de media década de críticas durísimas que le había dirigido su exjefe deGabinete. Fue un gesto de moderación. Fernández ya trabajaba con la exmandataria hacía meses para generar una alternativa electoral al gobierno. En el mismo anuncio, la exmandataria se postulaba como vice. Otro hito: un candidato a vice eligió el candidato a presidente.

Consenso Federal: Lavagna-Urtubey

Una foto en sandalias y medias le alcanzó a Roberto Lavagna en el verano para instalarse de forma vertiginosa como candidato fuerte del llamado “círculo rojo”. La espuma bajó pronto. Desde el principio, el candidato entró en diálogo con Alternativa Federal, el frente peronista no K de Pichetto, Massa, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti. Lavagna no quería interna, quería ser el candidato a presidente del consenso. Ese consenso nunca llegó. Con la salida de Massa yPichetto, y el desentendimiento de Schiaretti, acordó, entre los escombros, con Urtubey, su candidato a vice.


Comentarios


PASO: un test que marcará el pulso de la elección de octubre