Peligra la estabilidad de precios en combustibles



El gobierno vio frustrado ayer su intento de prorrogar el acuerdo sobre estabilidad de precios de los combustibles que vence a fin de mes tras reunirse con las compañías productoras y las refinadoras y comercializadoras de hidrocarburos.

Tras un encuentro que tuvo lugar ayer en la Secretaría de Energía, los intereses cruzados entre las petroleras no integradas (es decir, aquellas que no operan en toda la cadena de esta industria, sino en parte de ella) no permitieron llegar a un acuerdo para preservar la estabilidad de precios de los combustibles.

De hecho, quienes participaron de la gestión se retiraron sin formular declaraciones y aunque no quedó establecido una nueva fecha ni hora para continuar con las negociaciones, se descuenta que el gobierno insistirá en la necesidad de volver a sentarse a la mesa de negociaciones en los próximos días.

Fuentes allegadas al sector privado, revelaron que el gobierno sostiene como condición para un eventual acuerdo que no haya un cambio en los precios finales de venta al público, aún cuando pueda variarse el precio de referencia para que el barril de crudo que se comercializa entre las productoras y las refinadoras.

De la reunión participaron el subsecretario de Combustible, Cristian Folgar, y representantes de las petroleras Esso, Shell, Repsol-YPF, Petrobras, Pan American y Chevron, entre otros. Sobre la mesa se planteó el debate respecto al precio testigo que se fijará para el barril de crudo, y sobre el cual rige un esquema de compensaciones entre las productoras y las petroleras que no lo son en la Argentina y operan exclusivamente en refinación y venta al público de naftas y gasoil. El precio todavía aplicado como testigo es de 28,5 dólares el barril y, según trascendió, es intención de las productoras que se fije en al menos 30 dólares, en virtud del aumento de la cotización internacional del crudo.


Comentarios


Peligra la estabilidad de precios en combustibles