Pésimo estado de muchas escuelas en Bariloche

Asusta la generalización del deterioro edilicio que afecta a la educación local. El CPE le baja los decibeles a la crisis que Unter y padres califican de "muy grave".



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Consejo Provincial de Educación dispuso improvisar varias aulas en el ex edificio del BPRN para alojar ingresantes al nivel medio y prometió realizar reparaciones en las escuelas más deterioradas, pero el estado de los edificios sigue preocupando a padres y docentes.

Son varias las escuelas que se inundaron con las lluvias de los últimos días. Muchas tienen decenas de vidrios rotos y en otras no funcionan los sanitarios o el sistema de calefacción.

La Unter dará a conocer mañana un diagnóstico preciso sobre la situación, que a priori califican de “muy grave”. También anticiparon que harán una presentación ante la subsecretaría de Trabajo para deslindar responsabilidades en materia de seguridad.

Por su parte, unos 150 padres que mantienen reuniones periódicas para discutir sobre la crisis educativa expresó su preocupación por la falta de bancos y prepara recursos de amparo para rechazar la “superpoblación” de aulas.

Aún así, la delegada local del CPE, Cristina Balest, consideró que el próximo lunes 11 las escuelas estarán en condiciones de recibir a los chicos. Señaló también que en el céntrico edificio donde funcionó el banco provincial recibirán clases seis cursos de primer año, tres en cada turno.

La solución de emergencia busca dar respuestas a los alumnos sin vacante asegurada en el nivel medio. Desde el CPE aseguran que no son más de 280, pero los docentes y los padres sospechan que ese número se ampliará en breve con pases de último momento desde la escuela privada.

La gravedad del tema motivó incluso la intervención del gobernador Pablo Verani, quien días atrás telefoneó a la intendente Graciela Di Biase para pedirle las llaves del local del banco, que tiempo atrás había sido cedido por la provincia al municipio y todavía permanece desocupado.

Ricardo Velázquez, vocero de la “comisión permanente en defensa de la calidad educativa”, señaló que en opinión de ese grupo de padres el gobierno podría vender el valioso edificio bancario “y hacer por lo menos dos escuelas nuevas”.

Otra de las alternativas -recordaron desde la Unter- es terminar el edificio del CEM 105, que se comenzó a construir el año pasado y sigue inconcluso, por falta de presupuesto.

Balest dijo que la utilización del ex edificio del banco “es un paliativo, el mejor disponible”, ante “la caída del financiamiento nacional” para ejecutar nuevas obras.

Refirió además que “toda la zona Andina, es decir Bariloche, El Bolsón y Pilcaniyeu recibió de la Nación sólo 64.000 pesos de la Nación” para la reparación de escuelas previa al comienzo de clases”. No pudo precisar cuánto aporta la provincia para el mismo fin.

Según la funcionaria, no hay escuelas que tengan los servicios cortados, lo cual fue desmentido por los propios docentes. Además, la conexión del gas no garantiza en algunos casos la solución del problema, porque hay escuelas con los calefactores destruidos.

El secretario general de Unter, Aldo Spessot, señaló a este diario que al sistema educativo provincial “le está faltando mucha inversión” y vaticinó que no alcanzará con la nueva escuela improvisada en el ex BPRN. “Lo más probable es que al resto de los chicos sin lugar van a querer reubicarlos en las escuelas existentes y va a ser otro motivo de conflicto”, dijo Spessot.

A esta altura es evidente que las serias falencias de infraestructura escolar no son un problema menor y contribuyen a la paralización del sistema tanto como el atraso salarial.

En representación de los padres, Ricardo Velázquez, dejó en claro que para ellos “la calidad educativa no está garantizada sólo con poner al docente al frente del aula”.

Padres autoconvocados se reúnen hoy en Roca

Hoy, a las 20, en el CEM 1 de Roca, padres autoconvocados de todas las escuelas de la ciudad se reunirán para unificar criterios de las demandas, a la vez que debatirán cómo continúan sus movilizaciones con los docentes en pos de obtener respuestas a los reclamos educativos.

Los organizadores prevén una asistencia masiva de los padres al establecimiento ubicado en la calle San Martín, entre Sarmiento e Italia, donde también plantearán, nuevamente, la necesidad de interpelar a la ministra Ana Mázzaro “sin acuerdos ni protecciones de los radicales y peronistas”, aseguraron. “Si no es posible ésto, que renuncie”, piden.

Es para destacar, en la evolución de las reuniones de los padres, el detalle de los puntos que se ha logrado en las discusiones, siempre todos encuadrados en la consigna “detengamos la destrucción de la escuela pública”. Ahora, por ejemplo, los padres plantean controlar el dinero oficial destinado a las refacciones de escuelas, para “terminar también con la mano en la lata”.


Comentarios


Pésimo estado de muchas escuelas en Bariloche