Petrolero, campeón y maestro en el ring



#

Invicto

Sin proponérselo, Ramón Roquer es hoy uno de los favoritos del ambiente petrolero, espacio que le permitió ser, hacer y crecer combinando sus pasiones: Papá de dos nenas, recorredor baterista, novel pugilista y actualmente entrenador de esa disciplina que sueña con que su última pelea como amateur pueda hacerla en Catriel, la ciudad que lo vio nacer. A punto de llegar al veinteavo combate desde que se inició en el boxeo en el 2010 no ha habido contrincante que haya podido vencerlo. Así, en sólo 2 años, el joven boxeador amateur ha representado al sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa en distintos rings de la región y del país, e incluso en Valdivia, Chile, donde se consagró campeón después de derrocar en el 2º round al favorito Felipe “el domador” Delucci. Invicto en su categoría, con 19 peleas libradas, 10 de ellas ganadas por nocaut, Ramón Roquer espera la oportunidad de dar el salto al box profesional en su ciudad. Mientras tanto, según él mismo lo expresa, “hoy el sindicato, la empresa donde trabajo y en especial mis compañeros, me brindan todo el apoyo para que pueda continuar en carrera y seguir cumpliendo sueños”. Uno de ellos lo expresó antes de su viaje a Valdivia, el pasado 2 de noviembre. “Desearía que en Catriel haya una escuela de boxeo”, hecho que se cumplió a su regreso y en la que además es el encargado de impartir clases a los 20 jóvenes que actualmente asisten. Según cuenta: “Desde chico me gustaba el boxeo, pero no me decidí hasta que la empresa me trasladó a Rincón (de los Sauces). Siempre fui muy apegado a mi familia y el hecho de tener que irme me costó bastante. Extrañaba mucho -sobre todo a Luisina y Milagros (sus hijas) así que para pasar el tiempo comencé a entrenar”. Instalado nuevamente en Catriel, hoy Ramón tiene la cara de un sueño hecho realidad “y en gran parte tengo que agradecérselo a mi trabajo”.

Ramón y su medalla.


Comentarios


Petrolero, campeón y maestro en el ring