Pichachén, un paso prioritario



#

Existen razones históricas, geográficas, económicas y geopolíticas para proyectar un corredor internacional que una gran parte del centro del país y el litoral atlántico con el norte de la Patagonia y Chile, a través del paso Pichachén, localizado al norte de la provincia del Neuquén. El paso Pichachén, ubicado unos 130 kilómetros al oeste de Chos Malal, en la provincia del Neuquén, comunica la zona norte de la Patagonia con la Octava Región de Chile. A partir de la firma del Acuerdo Complementario al Acuerdo sobre Coordinación de Apertura y Cierre de Pasos Fronterizos, suscripto entre los gobiernos de las repúblicas de Argentina y Chile en agosto de 1997, este paso internacional obtuvo la categoría de “permanente”. Recientemente, los días 27 y 28 de septiembre de 2012, en la Reunión del Comité de Integración Argentino-Chileno realizada en la ciudad de Puerto Varas, se decidió recomendar al Grupo Técnico Mixto constituido entre los dos países la “priorización” del paso Pichachén, la equiparación de habilitaciones entre ambos países (cargas, turismo y comercial) y la realización de un complejo fronterizo integrado, lo cual significa avances fundamentales para este histórico paso. Esta decisión del Comité fue aprobada por los dos países en noviembre. Ello permitirá un cronograma de acciones y de inversiones entre ambos que posibilitará la materialización de obras, como puentes, alcantarillas, consolidado de caminos, infraestructura fronteriza y la pavimentación de algunos tramos. En los primeros días de diciembre, con la habilitación para este verano del paso Pichachén, se inauguraron dos puentes en la margen chilena que facilitarán el tránsito de cargas más pesadas y se prevé la realización de doce kilómetros de asfalto en la zona de la laguna del Laja. Además se trabaja en el complejo fronterizo, con las reservas de tierras y los proyectos ejecutivos. Una mayor transitabilidad del paso, con la correspondiente consecuencia de incremento en el nivel de integración con esta zona de Chile, cobra mayor relevancia si tomamos en cuenta que la Octava Región de Chile, con alrededor de dos millones de habitantes, es la tercera en población del país trasandino y que, además, en ella se encuentran los puertos de Concepción y Talcahuano. Esta poderosa región sólo depende en su integración con Argentina del paso Pichachén. Es posible desarrollar este corredor en etapas. En una primera etapa, consolidando y pavimentando los tramos de la Ruta Provincial Nº 57 de Río Negro, entre Catriel y Octavio Pico y entre esta última población y Crucero Catriel (o El Cruce) y entre Pata Mora y la Ruta Nacional Nº 40, ambos de la Ruta Provincial Nº 6 de Neuquén. En una segunda etapa, con la mejora, refacción y pavimentación de algunos tramos desde la Ruta Nacional Nº 40 hasta El Cholar y desde allí al paso Pichachén. Desde mayo del 2012, a partir de una iniciativa del intendente y del gobierno municipal de Rincón de los Sauces, se vienen reuniendo los intendentes de los municipios vinculados al Corredor, concejales, las cámaras empresariales y de comercio de la zona, referentes de las vialidades provinciales y legisladores nacionales y provinciales, coincidiendo todos en la necesidad de aunar esfuerzos para conseguir la pavimentación de las rutas 57 y 6 en los tramos faltantes. Este trayecto entre las dos rutas nacionales –la 151 y la 40– es el que se denomina comúnmente como Ruta del Petróleo. Hace varios años estas rutas incrementaron su tránsito, particularmente pesado, debido a la actividad petrolera de los yacimientos Huantraico, El Portón y Puesto Hernández, con mayores expectativas hoy por la estatización de YPF y la política hidrocarburífera planteada para los años venideros. Asimismo, se ha abierto una significativa posibilidad de desarrollo de la minería en esa zona, con la explotación de mineral de potasio en gran escala que será exportado a Brasil y que ha obligado a construir infraestructura ferroviaria para comunicar esta zona con el puerto de Bahía Blanca. No obstante esto se espera que el proyecto impacte también sobre las vías de transporte terrestre. Este corredor a su vez tiene potencialmente gran importancia para el desarrollo turístico, agropecuario e industrial de la zona norte de la provincia del Neuquén, Río Negro y sur de La Pampa y también como acceso, por el norte de Neuquén, a los centros turísticos a ambos lados de la cordillera. De ninguna manera este paso por el norte afectará a otros pasos neuquinos. Cardenal Samoré está en excelentes condiciones y sólo resta incorporarle tecnología en los trámites fronterizos y la construcción de la circunvalación de Villa La Angostura, que se incluyó en el presupuesto nacional con una inversión de 206 millones de pesos. Por su parte, el Corredor Bioceánico de la Ruta Nacional Nº 22 tiene las mayores inversiones en el presupuesto nacional en el 2013, a saber: la construcción de la doble vía entre Plottier y Arroyito, la travesía entre Plaza Huincul y Cutral Co, la repavimentación del tramo Zapala-Las Lajas-Pino Hachado, la pavimentación del tramo faltante de siete kilómetros en Pino Hachado y la construcción del complejo fronterizo de Pino Hachado. El paso Pichachén será un paso regional, comercial y turístico que integrará el norte de la Patagonia con la Octava Región del vecino país. Las acciones que nos hemos propuesto son las siguientes: • Convertir los tramos de rutas provinciales que conforman el corredor en una ruta nacional, concordante con la jerarquía que se le pretende asignar como ruta internacional. • Hemos presentado este proyecto a las autoridades de las provincias de Neuquén, Río Negro y La Pampa y a las autoridades del gobierno nacional para que se incorpore en los planes regionales y sectoriales correspondientes. Este proyecto ha sido incorporado este año al Plan Estratégico Territorial del gobierno nacional. • Gestionamos la incorporación del Corredor del Colorado y Pichachén al Plan de Conectividad con Chile, con el objeto de tramitar el financiamiento de las obras por etapas. • Tramitar ante los organismos de crédito y las empresas petroleras y mineras de la región aportes financieros para avanzar en su pavimentación. Se han mantenido contactos con YPF y Vialidad Nacional. • Incorporar obras del corredor en los presupuestos provinciales y en el presupuesto nacional del 2013. Se está tramitando un acuerdo entre el gobierno nacional y el provincial –donde participaría también YPF– para asignar fondos de Vialidad Nacional del presupuesto 2013 a favor de este plan, para comenzar con los proyectos ejecutivos y la pavimentación y repavimentación de algunos tramos. • Como se ha mencionado, se logró este año la priorización del paso Pichachén, se trabaja en la equiparación del tránsito entre ambos países y en un complejo fronterizo integrado. (*) Diputado nacional por Neuquén

JOSÉ BRILLO (*)


Comentarios


Pichachén, un paso prioritario