“Podríamos llevar la bolsita”





Todos los días salgo a pasear con mi perro por el Canal, el Canalito o el centro de nuestra ciudad y mi sensación es siempre la misma: la de suciedad que crece. No estoy hablando de la suciedad de calles mal barridas, papeles u hojas, sino de la suciedad que dejan nuestros propios perros. A medida que la población aumenta y los perros también, hacemos víctimas a los que no tienen mascotas de estar esquivando, en veredas o en el césped, lo que ellas dejan. El Canal y el Canalito, hermosos para disfrutar los días más cálidos, están cada vez más sucios y realmente me planteo el fastidio que debemos causar a tantos pobladores que se ven obligados a limpiar a sus niños, o sus juguetes, los propios zapatos por haber pisado lo que “no debían” y ni qué decir de los trabajadores municipales que deben moverse en ese ambiente. No dudo de que, tal como lo hago, cualquiera que es dueño de un perro limpia su casa, patio o jardín si éste lo ensucia. Entonces, ¿por qué no empezamos a tomar conciencia de que cada espacio común es también propio y llevamos con nosotros una bolsita para en ella traernos “el regalo” de nuestras mascotas? La bolsa no ocupa lugar y al mismo tiempo desocupa y limpia. A los que lo están pensando, los felicito y en nombre de todos: ¡gracias! A los que ya lo hacen los felicito aún más por ser un ejemplo de cómo vivir construyendo una sociedad mejor. Nieves Inés Garate DNI 5.729.356 Roca

Nieves Inés Garate DNI 5.729.356 Roca


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“Podríamos llevar la bolsita”