Policía murió en disturbios por aniversario del golpe en Chile

Las recordaciones del día derivaron en violencia y saqueos nocturnos.



#

Los barrios más marginados de Santiago aprovechan la fecha para expresar su furia.

SANTIAGO (AFP).- Una nueva conmemoración del golpe de Estado que instaló la dictadura de Augusto Pinochet volvió a acabar en una violenta noche de disturbios que dejaron un policía muerto y 255 detenidos, en una tradición que deja ver la frustración y descontento de la sociedad chilena. El policía Cristián Martínez murió la madrugada del miércoles por un disparo en el tórax mientras resguardaba un local comercial que intentaba ser saqueado en la población Parinacota, en el norte de Santiago, cuyos habitantes se enfrentaron a tiros con los agentes policiales. En esta población como en otras de la periferia de Santiago -tal como cada año en esta fecha- manifestantes levantaron barricadas incendiarias, saquearon locales comerciales y se enfrentaron a balazos con la policía, que en gran número resguardó la ciudad durante toda la noche. En los disturbios fueron quemados parcialmente cinco buses del transporte público y cuatro vehículos particulares. Hubo ataques también a los cables del tendido eléctrico, que dejaron a gran parte de la ciudad a oscuras. La violenta noche se saldó en total con un policía muerto y otros 20 heridos, un niño baleado y 255 detenidos, de los cuales 83 son menores de edad, según el último balance entregado por la policía. “Vemos con preocupación la cantidad de jóvenes que ayer salieron a la calle, reflejado en la cantidad de jóvenes detenidos. Yo quiero llamar a la responsabilidad de los padres de estos jóvenes”, dijo el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla. Según las autoridades, esta última noche marcó “un hito” en cuanto al nivel de violencia, sobre todo por el “uso indiscriminado de armamento”. “Los hechos fueron aislados; sin embargo, fueron violentos, se usaron muchas armas de fuego”, dijo el presidente Sebastián Piñera, quien prometió “todo el rigor” de la ley para los responsables del crimen del policía, el segundo que muere en una conmemoración del 11 de septiembre desde 2007. Transcurridos 39 años desde el golpe de Estado que derrocó el gobierno del socialista Salvador Allende, su conmemoración hoy no estaría ligada a factores ideológicos, sino que dejaría ver la frustración y la rabia en los guetos ubicados en la periferia de Santiago, de acuerdo a expertos. “Ahora es más bien una expresión del descontento, de frustración y enfrentamiento contra el sistema, que aprovecha la fecha para expresarse”, dijo Lucía Dammert, analista en seguridad.


Comentarios


Policía murió en disturbios por aniversario del golpe en Chile