Baile fatal: uno de los imputados se despegó del homicidio de un joven en Bariloche

El acusado declaró ante el fiscal del caso, el abogado por la querella y los defensores de los otros involucrados en el hecho. Aseguró que no intervino en el crimen que ocurrió a la salida de un local bailable. La víctima tenía 27 años.

Uno de los imputados por el homicidio de Axel Alvarado Peralta afirmó este lunes que no tuvo ninguna participación en el hecho. Tampoco, observó a la persona que apuñaló al joven de 27 años, a la salida del local bailable “Los años dorados”, que funciona en la calle Onelli y Neuquén de Bariloche.

Fuentes judiciales comentaron que Gabriel Onofre Villarroel, que está imputado como uno de los presuntos autores del homicidio de Alvarado Peralta, pidió declarar ante los fiscales que investigan el caso.

El fiscal Marcos Sosa Lukman imputó en la audiencia de formulación de cargos, que se hizo el 17 de octubre pasado, a Villarroel y los hermanos Nicolás y Jorge Manuel Ríos por homicidio en riña. Uno de los desafíos de la fiscalía es tratar de establecer en la investigación en marcha quién fue el autor de las puñaladas que causaron la muerte de Alvarado Peralta o si hubo varios autores.

Las fuentes relevaron que Villarroel, que está detenido porque le impusieron prisión preventiva como a los hermanos Ríos, explicó ante el fiscal todos los movimientos que hizo la madrugada del 15 de octubre.

Declaró, acompañado de su defensor particular Manuel Mansilla. Su relato lo escucharon los defensores de los otros imputados y el abogado por la querella, en representación de un familiar directo de la víctima.


No vio nada


Villarroel afirmó, según contaron las fuentes, que no observó el momento de la agresión contra el joven. Y aseveró que se retiró por su cuenta después de que se originara la pelea en el interior del local bailable. Solo admitió haber intercambiado golpes de puño con otro hombre. Nada más.

Dio explicaciones de cuál fue el recorrido que hizo tras irse del local a bordo de su vehículo Ford Focus, blanco. Indicó que dio varias vueltas en la zona y retornó al lugar. En esas circunstancias observó a Nicolás Ríos ensangrentado. Pero solo mencionó esa circunstancia.

Contó que fue amenazado con un arma de fuego cuando retornó a las inmediaciones del local bailable y escapó del lugar en su auto. En la huida esquivó un patrullero, que lo siguió. Reveló que optó por irse al domicilio de un familiar. Allí, esperó a la Policía y se entregó. También, dio explicaciones porque en el baúl de su auto hallaron un cuchillo.

Según la acusación fiscal, la víctima recibió cinco puntazos de arma blanca, que ocasionaron una hemorragia letal. El joven murió la madrugada del domingo en el hospital Ramón Carrillo de Bariloche. Tenía 27 años.

La fiscalía tiene las grabaciones de las cámaras de seguridad, declaraciones de testigos que observaron la agresión contra Alvarado Peralta. Los sospechosos fueron detenidos horas después por personal policial.

El juez Ricardo Calcagno admitió los cargos formulados por el fiscal contra los imputados y les impuso 2 meses de prisión preventiva. Calcagno otorgó 4 meses para investigar el crimen.

El sábado, familiares de la víctima se mnanifestaron frente al local bailable y reclamaron justicia. Según informaron medios locales, algunos de los manifestantes causaron daños en el acceso al local.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios