A un mes del inicio del ciclo lectivo hay miles de chicos sin clases en Neuquén

El gobierno de Neuquén aseguró a principios de marzo que solo el 7% de los colegios no iban a poder comenzar el ciclo lectivo, pero los problemas persisten. Según el gremio ATEN, 47 escuelas siguen sin poder abrir sus puertas. Plottier es una de las ciudades más afectadas por los problemas edilicios.

El ciclo lectivo 2022 estaba previsto para que comenzara el 2 de marzo en Neuquén, fecha que se cumplió y que, después de muchos años, se inició sin medidas de fuerza. Sin embargo, la realidad no es la misma para todos los establecimientos educativos de la provincia ya que, a un mes de iniciado el ciclo lectivo, todavía hay escuelas que no comenzaron. Según un relevamiento del gremio, que circuló en los últimos días , fueron 4.500 los estudiantes que no pudieron pisar las aulas.


Esta cifra difiere entre el gobierno provincial, para quienes serían alrededor de 29 los establecimientos con problemas, mientras que, para el gremio ATEN, son unos 47. En ese sentido, Maximiliano Del Río, representante de los docentes y vocal de la Comunidad, fue más allá y dijo que “si le pones un promedio aproximado de 300 alumnos y alumnas por escuela, te da un número bastante grande de chicos que (actualmente) no tienen clases”.

Si bien la diferencia es amplia, esto también se debe a que desde el gremio señalan que el ministerio de Gobierno y Educación tiene en cuenta sólo a escuelas de educación obligatoria, dejando por fuera del conteo a los centros de educación no formal, los institutos de formación docente, y otros. En ese sentido, ATEN realiza en conjunto con la vocalía por los consejeros y las distintas seccionales del gremio, relevamientos semanales de todos los niveles y modalidades, donde se especifica cuál es la situación de los edificios escolares que no están con clases.


Respecto a éstos, el ministro Osvaldo Llancafilo considera que “están hechos con una clara connotación política”.

Solo en la localidad de Plottier fueron más de 1.690 los estudiantes que aún no comenzaron con el ciclo lectivo 2022, de un total de 13.758 matriculados. Esta cifra se obtiene según el relevamiento de ATEN, donde las escuelas que están teniendo dificultades en su dictado serían la Escuela 106, que cuenta con 550 estudiantes; la 240 con 540 y, hasta la semana pasada, la Epea 2 que tiene 600 chicos. Sin embargo, los números de edificios escolares van fluctuando constantemente ya que “se van habilitando a medida que van culminando (las obras)”, dijo Llancafilo.


Son distintas las razones por las cuales los establecimientos educativos siguen sin clases en la provincia. Algunas tienen obras para ampliar, otras para refaccionar, unas necesitan aulas o baños nuevos, otras relacionadas a las conexiones de gas o que no pasaron la prueba de hermeticidad. Como también se le suma que en el día a día, surgen inconvenientes menores. En ese sentido, Del Río reconoció que algunas escuelas “no están teniendo clases, pero tienen pronta solución”.


Es por eso que hace unos 45 días que desde el ministerio y en conjunto con el gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, decidieron que aquellas cuestiones que hacen al mantenimiento preventivo escolar, que estaba a cargo de la subsecretaría de Obras Públicas, estén ahora a cargo del propio ministerio de Educación.


De esa forma, se le podría dar una “mayor celeridad” a aquellos problemas menores, según informó Llancafilo a este medio. Tareas como pueden ser la reparación de un tanque de agua, el cambio de mochilas en los baños, tareas de malezamiento, y otras que pueden ocasionar la pérdida de medio día de clases o más, puedan ser resueltos rápidamente ya que “hay empresas que ya están asignadas para poder resolver esas situaciones”, según confirmó el ministro.


Respecto a los establecimientos que tengan clases pérdidas, la presidenta del Consejo Provincial de Educación (CPE), Ruth Flutsch, está trabajando sobre la posibilidad de recuperación de contenido. Para ello están elaborando un dispositivo especial de aplicación, que pueda darse en vacaciones o a fin de año. Esto se hace también porque fue “muy bien aceptada” la Escuela de Verano que se llevó a cabo en la provincia, según dijo el ministro.


Llancafilo se reunió con el gremio de los docentes ATEN, conducida por Marcelo Guagliardo; con la presidenta del CPE, Ruth Flutsch y con la subsecretaría de gestión administrativa, Pilar Corbellini, y según indicó- entre todos habían relevado un total de 143 edificios escolares que no iban a poder comenzar las clases para la fecha ya establecida.


Hasta el 14 de febrero, fecha en la cual se anunció mediante conferencia de prensa en Casa de Gobierno que, de los 659 establecimientos educativos que hay en la provincia neuquina, el 93% iban a estar en condiciones de volver a la presencialidad plena para la fecha pautada, mientras se iba a trabajar en las obras del 7% restante.


Sin embargo, a un mes de las clases todavía los reclamos de la comunidad educativa siguen presentes por falta de respuestas: cortando la ruta, movilizando hacia el CPE o a Casa de Gobierno, como también tomando las escuelas.

Después de las vacaciones de invierno

El ministro de Gobierno y Educación, Osvaldo Llancafilo, comentó a Río Negro que tienen como meta para este primer semestre, es decir hasta el inicio de las vacaciones de invierno, un relevamiento para repasar las distintas situaciones edilicias, como también las de índole curricular de la provincia de Neuquén. El objetivo es dejar todo en condiciones para “volver a la presencialidad plena en el 100% de los establecimientos educativos”, según dijo el ministro.


Esto se sumará a un relevamiento que planifican llevar a cabo para que, en el segundo semestre, puedan presentar el 31 de octubre el presupuesto provincial en la Legislatura. De forma que puedan estar incluidas en el pedido todas las obras que van desde establecimientos que necesitan aulas, hasta ampliar la capacidad edilicia debido a que la matrícula los supera, como también dónde es necesario colocar más materiales sanitarios.


La idea es que apenas finalice el ciclo lectivo, se pueda comenzar a trabajar en las obras hasta el comienzo del próximo ciclo.


Si bien desde el ministerio planean realizar su relevamiento, desde ATEN los están haciendo de forma semanal. Maximiliano Del Rio, vocal por la comunidad del gremio, comentó que “se los mandamos, también a la secretaria de él”, respecto a los relevamientos que hacen. Sin embargo, el ministro Llancafilo dijo desconocer los mismos.


Sin embargo, el ministro de Gobierno y Educación destacó el compromiso docente como del cuerpo no docente y sostuvo que cuando se mantuvo la negociación salarial, antes de comenzar el ciclo lectivo, vieron “el compromiso por parte de todos”, incluyendo a la comunidad educativa, para dar inicio a las clases, luego de “por lo menos 10 años que no comenzaba el ciclo en tiempo y forma”, sostuvo el ministro Llancafilo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora