Banderas, cantitos y disfraces de león en el aguante por Javier Milei: el culto de los libertarios en la calle

"Viva la libertad, carajo", era el grito que más se escuchaba en la plaza por parte de los seguidores del presidente electo. En su mayoría eran jóvenes, hubo personas de todas las edades en la concentración.

Simpatizantes del presidente electo Javier Milei llegaron desde las primeras horas de la mañana al Congreso para participar del acto de asunción, y aportaron un color festivo a la jornada con banderas, cánticos, remeras y disfraces que ya constituyen una liturgia del espacio libertario.

Ataviados con banderas argentinas y con la insignia de La Libertad Avanza (LLA), ciudadanos procedentes de distintos puntos del país se ubicaron en las inmediaciones del Parlamento, en la Plaza de los Dos Congresos de la ciudad de Buenos Aires, en medio del gran operativo de seguridad dispuesto para la ceremonia.

«Viva la libertad, carajo», era el grito que más se escuchaba en la plaza por parte de los seguidores de Milei.

Muchos expresaron su alegría por la asunción del economista libertario al grito de «Aguante Milei» o «Ahora somos libres», mientras lucían sus remeras con estampas de la cara del mandatario electo o el dibujo de una motosierra, un elemento emblema de la campaña de LLA. Si bien en su mayoría eran jóvenes, hubo personas de todas las edades en la concentración.

A pesar del intenso calor en la ciudad de Buenos Aires, varios libertarios eligieron disfrazarse de león, la figura que identifica al nuevo presidente.

Una de las tantas disfrazadas fue una mujer que tenía un traje de león y su cara pintada, mientras enarbolaba una bandera argentina en una mano y una réplica de una motosierra en la otra.

Otro de los personajes que participaron de la jornada fue el conocido en redes sociales como ‘El Zorro Liberal’, que estuvo vestido igual que el personaje de la serie interpretado por el actor estadounidense Guy Williams, que falleció en Argentina.

«¿Hermosa mañana, verdad? Es la primera vez que vengo a ver un presidente, porque es realmente lo que siempre quisimos. Basta de impuestos», exclamó.

En tanto, una jubilada que se acercó a las inmediaciones del Congreso contó emocionada que «tenía todo armado para irme si ganaba el peronismo».

«Fue la única vez que sentí emoción de todas las veces que voté, con ganas de que esto cambie. Nunca pude cambiar nada con los votos de antes, esa es la diferencia», destacó la mujer.

El color de la plaza frente al Parlamento fue dominado por el celeste y blanco, tal como había pedido el propio Milei por redes sociales, pero también hubo varios estandartes amarillos con la cabeza de un león, símbolo que se masificara durante la campaña electoral.

Además de la camiseta de la selección nacional de fútbol, otra de las remeras que lucieron los simpatizantes de Milei fue una con la leyenda «No hay plata», en alusión a una declaración reciente del presidente electo.

En muestra de una jornada democrática con alegría, otros seguidores eligieron utilizar pelucas o teñirse el pelo de color violeta, el color que identifica al espacio de LLA, que tuvo sus boletas con ese fondo.

Por esa razón, también se lucieron banderas de color violeta con la inscripción de la cabeza del león y el nombre del economista.

También estuvieron a la orden del día los puestos improvisados de venta de productos comerciales alusivos a Milei, entre los que se destacó la venta de toallones playeros que simulaban un billete de 100 dólares estadounidenses con la cara del presidente argentino.

Mientras la mayoría de los libertarios permanecían en la plaza frente al Congreso, otro numeroso grupo se acercó a la Plaza de Mayo, en las inmediaciones de la Casa Rosada.

Allí, una agrupación de LLA instaló un inflable gigante de la cabeza de un león, por lo que los simpatizantes de Milei y los turistas se tomaban foto.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios