Entrevista a Larreta: “La pelea debe ser contra la inflación y la inseguridad, no entre nosotros”

El mandatario porteño habló sobre su sucesión en la Ciudad, el rol de Mauricio Macri, las discusiones con Patricia Bullrich y el escenario económico.

El jefe de gobierno porteño y aspirante presidencial de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, buscó bajarle el tono a los fuertes cruces que protagonizó con la titular del PRO, Patricia Bullrich, y advirtió: “La pelea tiene que ser contra la inflación y la inseguridad, no entre nosotros”.

“Yo no creo en los extremos, no creo en los fanatismos, no creo en la agresión como modo político, no creo en la violencia. No creo que aquel que piense diferente a mi sea un enemigo. En la democracia hay gente que piensa una cosa y gente que piensa otra, y hay que respetarlo. Creo que tenemos que buscar acuerdos a largo plazo y terminar con esta grieta que nos está matando. Creo en eso, no me voy a enganchar en peleas y mucho menos en discusiones internas”, dijo en una entrevista exclusiva con este medio.

El mandatario porteño habló sobre su armado nacional, sobre el rol de Mauricio Macri y planteó su posición frente a los reclamos de los gobiernos provinciales para modificar el sistema de subsidios al transporte público.

A continuación, la entrevista completa:

P – ¿Por qué se elevó el tono de las diferencias en Juntos?

R – Hoy mi preocupación respecto a la Argentina pasa porque hace unos días mataron a una persona acá cerca para robarle una moto; pasa por el problema con la droga, en Rosario sobre todo: pasa por la toma de tierras en el sur, ante lo cual el gobierno nacional no hace nada; pasa por la violencia en el conurbano; pasa por la inflación. Entonces, con esos problemas, en una Argentina con el 40% de pobreza, hablar de la interna de los políticos es como es mirarse el ombligo. A mí no me van a encontrar en eso, no entro en internas, no cuestiono, no creo en los cuestionamientos internos. Además, ya hay una forma de elegir que son las PASO, y va a elegir la gente. En todo caso discutamos, no ahora sino más cerca de la elección, cómo hacemos para que la Argentina vuelva a crecer, para tener un plan de desarrollo, que haya inversiones, cómo combatir la inseguridad. Esas son las peleas que hay que dar. Yo en peleas entre los políticos no me engancho.

P – Pero este clima anticipa complicaciones para alguien como usted, que busca gobernar con consensos

R – Gobernar fuera de los extremos. Yo no creo en los extremos, no creo en los fanatismos, no creo en la agresión como modo político, no creo en la violencia. No creo en eso. No creo que aquel que piense diferente a mi sea un enemigo. En la democracia hay gente que piensa una cosa y gente que piensa otra, y hay que respetarlo. Creo que tenemos que buscar acuerdos a largo plazo y terminar con esta grieta que nos está matando. Creo en eso, no me voy a enganchar en peleas y mucho menos en discusiones internas. Y voy a seguir laburando muchas horas por día para cumplir con mi responsabilidad, que es seguir mejorando la Ciudad de Buenos Aires, y mientras estoy trabajando y recorriendo el país para escuchar y aprender, para ir construyendo una visión federal. La Argentina necesita volver a ser un país federal entonces no se puede desde Buenos Aires hacer un plan como si fuera todo el país igual.

P – ¿Va a arreglar las cosas con Patricia Bullrich ?

R – No es que tenga que arreglar las cosas. Yo no me engancho en discusiones públicas, en peleas públicas, nunca jamás. La pelea tiene que ser contra la inflación y la inseguridad, no entre nosotros. Pero tenemos reuniones del consejo del PRO, imagino que en los próximos días.

P – ¿Qué experiencias de la Ciudad cree que se pueden trasladar al resto del país?

R – No creo en esto de trasladar, sino parece que desde acá vamos a ir a Mendoza a decirles lo que tienen que hacer. Hay experiencias que son válidas pero el plan para Mendoza lo tiene que hacer nuestro equipo mendocino. Estoy muy orgulloso de la transformación que viene llevando adelante la Ciudad de Buenos Aires, que hoy todo el mundo ve, pero no por eso yo voy a ir a otro lugar a decir lo que tienen que hacer. Tiene que ser un ida y vuelta. Por eso estoy recorriendo el país, porque creo en el valor de intercambiar experiencias.

P – ¿Cómo se va a definir su sucesión en el gobierno porteño?

R – El miércoles a la mañana tuvimos reunión de Gabinete y estaba Fernán Quirós, ministro de Salud y orgullo nacional, y el tipo que mejor manejó la pandemia en toda la Argentina; estaba Soledad Acuña, que fue la ministra que peleó y que defendió las escuelas abiertas; estaba Jorge Macri, ex intendente de Vicente López, que es un tipo que tiene experiencia. Y gente incluso más joven, como Emmanuel Ferrario, el vicepresidente de la Legislatura. Son todos buenos candidatos para la Ciudad.

P – No mencionó a Martín Lousteau

R – Porque estaba hablando de la reunión de Gabinete y de la gente del PRO. También está Roberto García Moritán, que es el de Republicanos. Y también Martín Lousteau tiene aspiraciones. O sea, hay muy buenas alternativas. Al fin y al cabo, va a elegir la gente, después. Obviamente yo tengo mi trabajo en el PRO, pero la mejor manera de garantizar la continuidad del PRO es laburando todos los días, que es lo que yo hago. Esa es la manera de defender al PRO.

P – En el medio del debate sobre las PASO se planteó la posibilidad de hacer fórmulas cruzadas en JpC ¿Cuál es su posición?

R – Primero, sacar las PASO es hacer trampa. Vos no podés cambiar las reglas a unos meses de la elección. Eso está mal. No sería dogmático sobre la fórmula cruzada. No es que tiene que ser cruzada o que no puede ser cruzada. Será lo que surja de la interacción. En la última elección en la mayoría de las provincias hubo fórmulas cruzadas.

P – ¿Cree que Macri está para un segundo tiempo?

R – Será decisión de él presentarse o no, y al fin y al cabo va a votar la gente. No lo decido yo ni nadie, lo decide la gente.

P – ¿Considera que Macri hizo la suficiente autocrítica sobre su gobierno?

R – Hizo autocrítica y tenemos que aprender de lo que sucedió en el gobierno de él, sobre todo en términos económicos, donde tenemos un desafío en la Argentina de muchas décadas. Necesitamos tener un plan integral que haga que la Argentina crezca y que a partir de eso baje la inflación, podemos exportar más y generar más laburo.

P –¿A pesar de su apuesta por el consenso sigue sin ver puntos cercanos con el kirchnerismo?

R – No veo espacio de acuerdo. Ellos creen que la inflación la van a bajar mandando militantes de La Cámpora .

P – ¿Y cómo se baja la inflación?

R – Primero, con un plan integral. Si alguien en 30 segundos cuenta la fórmula, dudá. La Argentina necesita bajar la inflación para siempre y para eso hay que tener un plan de desarrollo para que el país vuelva a crecer en serio. Hoy, según nuestros estudios, podríamos estar duplicando las exportaciones argentinas entre 6 y 8 años, y si hacemos eso se acabó el problema del dólar para siempre. Y la volatilidad del dólar también genera inflación, entonces es un plan integral.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora