Ganaderos consiguen apoyo político para que no entre asado de La Pampa a Neuquén

En tiempos de eliminar las regulaciones estatales, el Pro, el PJ y la UCR de La Pampa insisten en derribar la barrera sanitaria para vender asado en la Patagonia, pero los ganaderos se pusieron espalda con espalda con el poder político de Neuquén. Expectativa en la cumbre de Villa La Angostura.

El bloque de diputados del Movimiento Popular Neuquino (MPN), expresó su rechazo a las iniciativas que se presentaron en el Congreso Nacional impulsando el levantamiento de la barrera sanitaria en el río Colorado. Remarcó la necesidad de mantener el estatus de zona libre de aftosa sin vacunación.

La presencia del gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, en la cumbre de gobernadores patagónicos que se realiza en Villa La Angostura tiene una particular relevancia porque es uno de los militantes número uno a favor del levantamiento de la barrera a la que calificó de comercial.

El gobierno de Neuquén a través del secretario de Producción, Juan Peláez, se manifestó en contra tras una reunión con la cúpula de la Sociedad Rural del Neuquén en Junín de los Andes.

La oposición de la bancada emepenista a la propuesta de levantar la barrera que presentó el diputado nacional del PRO por La Pampa, Martín Ardohain, se formalizó este miércoles a través de la presentación de un proyecto de comunicación en la Legislatura Provincial.

El diputado Gerardo Gutiérrez, presidente de la comisión de Producción, Industria y Comercio de la Cámara, manifestó que “levantar la barrera sería un retroceso importante para la región patagónica, porque han sido muchos años de trabajo y esfuerzo de parte de los productores de toda la zona para lograr un estatus sanitario que permite mejorar las condiciones de comercialización de sus productos, tanto en el mercado interno como en el acceso a mercados no aftósicos como es el caso de la Unión Europea y Chile”.

El legislador detalló que “en el caso concreto del mercado interno, la barrera sanitaria permite potenciar la producción ganadera, derramando beneficios en toda la cadena de valor de la carne, desde el desarrollo del forraje al transporte y también la actividad en los frigoríficos y mataderos, tanto de tránsito federal como provincial, y la distribución de los productos”.

“Los productores de nuestra provincia han manifestado su oposición a la modificación del estatus, y desde el MPN estamos acompañando esta postura y expresando nuestro absoluto rechazo a esta propuesta impulsada por partidos nacionales que va a perjudicar claramente a los ganaderos neuquinos y al desarrollo productivo de toda la Patagonia”, dijo Gutiérrez.

El diputado provincial señaló que “el precio del asado en la provincia no es consecuencia de la existencia de la barrera en el río Colorado, sino que es una multiplicidad de factores los que determinan los costos, por lo tanto, una modificación del estatus sanitario no significa una baja en el precio de la carne”.

El MPN tuvo actitudes ambivalentes con la barrera sanitaria pero los que se oponen a la barrera nunca consiguieron masa crítica para imponer su postura. A poco de conocerse el proyecto del pampeano, la sociedad rural del Neuquén se agenció el apoyo de las entidades del campo de las otras provincias patagónicas y emitieron una declaración.


Dicen que el asado no tiene aftosa


Ardohain contó con el acompañamiento del diputado nacional por la provincia de Córdoba, Luis Albino Picat.

La barrera impuesta por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) prohíbe el tránsito de carne bovina con hueso a la Patagonia. Desde hace años el país posee el estatus de libre de Fiebre Aftosa con vacunación, otorgado por la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OMSA). Al sur del río Colorado el estatus es libre de aftosa sin vacunación.

El legislador pampeano razonó que en la carne con hueso plano, como el asado, tal riesgo no existe, la prohibición dispuesta por el Senasa para dichos cortes carece hoy de sentido. La aftosa es un virus que se difunde en los huesos redondos con tuétano o caracú.

En términos comerciales, un kilo de asado en La Pampa es un tercio del precio con el que se lo comercializa en Neuquén en parte por la especulación, poca oferta y mucha demanda, y también porque producir en engordes a corral o en campos con poca vegetación es más caro en la Patagonia.

Esa es la razón que, si bien se esconde, se esgrime para blindar la barrera sanitaria mientras el clima en el país avanza hacia la liberalización de las regulaciones estatales.

«El levantamiento de la barrera zoofitosanitaria para la carne bovina con hueso plano también pondrá un fin a la comercialización clandestina y con el tráfico de carne en condiciones irregulares que favorecen la posible contaminación de la misma, poniendo en riesgo la calidad sanitaria y, por consiguiente, la salud de la población. En tal sentido y teniendo en cuenta que en la carne con hueso plano tal riesgo no existe, la prohibición dispuesta por el Senasa para dichos cortes carece hoy de sentido», sostuvo Ardohain.


El gobernador quiere levantar la alfombra


El gobernador Sergio Ziliotto reclamó que se elimine la barrera sanitaria que impide el paso de la carne con hueso al sur del río Colorado, atento a las condiciones sanitarias de la Argentina como país libre de fiebre aftosa desde hace casi 17 años, según el portal de noticias oficiales del gobierno pampeano.

El mandatario dejó en claro que se trata de una barrera «comercial» y no sanitaria. «Vamos a cumplir 17 años sin focos de fiebre aftosa. El SENASA ha reconocido que somos un país libre de aftosa, con o sin vacunación, entonces, las barreras comerciales no pueden existir en la Argentina», afirmó. 

El reclamo lo hizo durante la apertura del encuentro «La Sanidad y el Futuro de la Ganadería», en el 12º  Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria Animal. El encuentro fue convocado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y organizado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP). El Congreso presenta una mirada amplia sobre la salud animal, participando funcionarios del SENASA y de la Organización Mundial de Salud Animal.

La Pampa viene pidiendo desde hace años que se levante la barrera sanitaria, que impide el paso del «asado con hueso» al sur del río Colorado porque, entre otras cuestiones, es una provincia libre de fiebre aftosa. 

«Como pampeano no puedo dejar de abordar un tema, es un tema que quizás tenga controversias, pero debemos sacarlo de abajo de la alfombra. En la Argentina tenemos que discutir todo, tenemos que escucharnos, ver como salimos por arriba. Vamos a cumplir 17 años sin focos de fiebre aftosa. El Senasa ha reconocido que somos un país libre de aftosa, con o sin vacunación. Entonces las barreras comerciales no pueden existir en la Argentina. No se trata de restringir mercados, se trata de potenciarlos. El mundo demanda alimentos, y el alimento que producimos, en este caso, la carne bovina es de excelente calidad. Ganar nuevos mercados es el enorme desafío», planteó el Gobernador.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios