La falta de pagos frenó obras en Neuquén: temen por escuelas y el hospital norpatagónico

La demora en el pago de las certificaciones es de hasta 6 meses. Las empresas advierten sobre las primeras paralizaciones y desde la Uocra ya cuentan despidos en Chañar

Las empresas que agrupan a la industria de la construcción (Camarco) esperan una reunión con el gobierno de la provincia para reestablecer la fuidez los pagos por el avance de obra. Desde el gremio advirtieron que comenzó la suspensión de personal y que las edificaciones escolares serán las primeras afectadas.

La demora en el pago de las certificaciones tiene de 3 a 6 meses en algunas obras, lo que complicó (con mayor impacto en las empresas más chicas) el cumplimiento de los plazos de avance licitatorio.

Así lo expresó Giulio Retamal, titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) al ser consultado por RIO NEGRO tras una un comunicado conjunto con el gremio de la Construcción la semana pasada.

Desde la UOCRA, se adelantó que en San Patricio del Chañar, hubo ya 25 obreros despedidos de obras escolares. «Hay empresas medianas a grandes que pueden esperar, y otras que no», dijo Víctor Carcar, de la UOCRA. Aseguró que específicamente son contratistas de obras escolares, entre ellas la 364 en El Chañar y la 360 de Centenario. En la misma situación está la construcción de la EPET 23 en Añelo.

Al consultar por algunas rutas, especificó que el tipo de presupuesto mixto implica que son menos afectadas por demoras. «Afecta principalmente a obras escolares, muchas tendrían que estar terminando ahora en julio o en agosto», sostuvio el gremialista

«La situación es similar en todo el país porque Nación retrasó pagos; estamos preocupados por el hospital Norpatagónico, donde hay más de 200 trabajadores. En Río Negro también pasa, están por parar más de 1.000 viviendas», dijo Cárcar.

Reunidos en Buenos Aires la semana pasada, los representantes de Comarco relevaron atrasos «de 3 a 6 meses» en los pagos acordados, depende de la envergadura de la obra, según le informaron su asociados.

«Cada empresa mide hasta cuándo puede ir sosteniendo la financiación de la obra, pero con los actuales niveles de inflación de 7, 8% o más, con cuatro meses de atraso en los pagos por ejemplo, supera la capacidad de financiación de la empresa, que además está atada a financiamiento bancario en algunos casos», sostuvo Retamal.

El representante empresario destacó que hay firmas «muy al límite» y por eso están requiriendo una audiencia con el gobernador Omar Gutiérrez para hablar de regularizar los pagos. «Esto afecta a trabajadores y proveedores», dijo. Insistió en que el planteo será que se prioricen los pagos de obras públicas.

Al solicitar precisiones sobre cuáles están más afectadas, señaló obras que la provincia inauguró en diciembre «y hay certificados impagos», en tanto destacó que las redeterminaciones de precios (las actualizaciones del valor de la obra por alza de materiales o costo de mano de obra) no compensaba los atrasos fuera de término por la cantidad de meses de demora en la liquidación. «Están pagando los certificados atrasados, sin interés; no es lo mismo», puntualizó.

Entre las obras públicas más complicadas por el esquema de pagos con mora, dijo que son aquellas dependiente del ministerio de Obras, las de UPEFE y las que financia el ADUS, entre otras.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora