Exclusivo Suscriptores

La devaluación tiene un impacto inmediato en la deuda en dólares de Río Negro

En septiembre, la Provincia deberá abonar unos 1.000 millones más al vencer una cuota del bono del Plan Castello. La depreciación del peso ya proyecta que se requerirá el equivalente a dos masas salariales más para afrontar los vencimientos del título provincial en los próximos años.

La devaluación tuvo un impacto directo en la deuda en dólares de Río Negro y, en lo inmediato, exigirá un desembolso mayor en septiembre cuando venza la segunda cuota del año del bono del Plan Castello.
Este pago de la Provincia de 10,5 millones de dólares ya significa cerca de 1.000 millones de pesos más, considerando una devaluación de un 35% del peso entre el inicio de julio y la cotización de ayer.

Un estremecimiento financiero superior se detecta con una evaluación total de las obligaciones de ese título, pues queda por abonar unos 386 millones en los próximos cinco años. Esta reciente depreciación del peso ya significan unos 36.800 mil millones de pesos más para el Estado provincial. Este monto es equivalente a más de dos masas salariales mensuales de los agentes públicos.

En principio, el encarecimiento del compromiso de septiembre podría ser superior a los 1.000 millones porque Economía podrá adquirir dólares recién cinco días hábiles previos al vencimiento, que ocurrirá la segunda semana. En la cartera económica aseguran disponer de recursos para cumplir con ese depósito a los tenedores.

Al iniciarse el segundo semestre, la cotización oficial del dólar era de 270 pesos y el primer día de agosto estuvo en los 290 pesos. Este miércoles alcanzó los 365 pesos, originando una devaluación del 35% en relación a julio y del 25% en el comienzo del mes.

Se activaron distintas herramientas que nos permitan estar alertas por si esto sigue empeorando o perjudicando los ingresos, como también, cuestiones que tienen que ver con la macroeconomía»

Luis Vaisberg-Ministro de Economía, viajó a Capital Federal por distintas gestiones.

El año próximo, Río Negro tendrá el primer vencimiento del capital del bono de 300 millones de dólares, emitidos en diciembre del 2017 por la gestión de Alberto Weretilneck, destinado a la ejecución de distintas obras públicas.

El requerimiento para el 2024 totaliza 92 millones de dólares, que representarían -según la cotización de ayer- unos 33.580 millones de pesos.

Esa cantidad significan -actualmente- casi dos masas salariales de los estatales.

Además, esta devaluación ya demandará casi 9.000 millones de pesos más para adquirir los dólares que la Provincia necesitará el 2024. Ese monto supera lo que la cartera de Desarrollo Humano desembolsará en el 2023 por salarios, funcionamiento y planes sociales.

Obligación del bono

386
millones de dólares totalizan los vencimientos de intereses y de capital del Castello para los próximos años.

La presión financiera del bono Castello se advertía como una clara dificultad para el Estado rionegrino. Así, aún en la campaña, el hoy gobernador electo Alberto Weretilneck admitía que sus vencimientos se deberían refinanciar con los acreedores.

“Buscaremos un refinanciamiento. Las condiciones del país no permiten cancelar el capital”, decía el senador en marzo a Diario RIO NEGRO en Bariloche. Por esos días, la cotización del dólar rondaba los 210 pesos.

Días después, la gobernadora Arabela Carreras iría más lejos y aseguraría que el bono “no se puede pagar”, derivando en un contrapunto con Weretilneck por su impacto político en pleno proceso electoral.

En el 2020, la Provincia ingresó en default al no pagar intereses y retomó esas obligaciones en el 2021, con un nuevo esquema de cumplimientos. El plan original preveía cancelaciones de capital e intereses en el período 2023-2025, con un máximo de unos 123 millones de dólares anuales.

El rediseño de Economía, a cargo de Luis Vaisberg, aplazó la primera cuota de capital para el 2024 y concentrará la mayor carga anual, con unos 92 millones de dólares. Descenderá a unos 87 millones en el 2025; continuará con 82 millones en el 2026 y 77 millones en el 2027 . Finalizará con 36,7 millones en el 2028.


Devaluación: La depreciación del peso exigirá dos masas salariales mensuales más


Economía informó una deuda -al 30 de junio- de 112.735 millones de pesos, de los cuales, casi el 73 por ciento se concentra en el bono Castello, registrado con 82.198 millones.

Ese registro oficial incluye solo el valor del título, es decir, no figuran sus intereses, que se abonan anualmente.

La devaluación determinó que Río Negro aumentó esa deuda de capital en unos 28.770 millones de pesos.

Hasta el 2028, con intereses, los vencimientos sumarán 385,2 millones de dólares.

A fines de junio, esa exigencia representaba 104.220 millones de pesos y, al valor del dólar de ayer, ese carga ascendió a los 141.000 millones.

En concreto, la depreciación del peso derivó que Río Negro deba otros 36.800 millones de pesos. Dos masas salariales.


Comentarios