La marcha al lago Escondido se quedó en la reja del camino Tacuifí

Los manifestantes de la CTA Autónoma y otras agrupaciones se expresaron por media hora y se alejaron para evitar incidentes. Fuerte custodia policial y un grupo de pobladores, al otro lado, esgrimió su defensa del camino privado.

Una enorme reja de gruesos barrotes de hierro, con puntas en el extremo y alambre púa a 2 metros de altura dividía a los grupos a la vera de la ruta 40, en el paraje El Foyel. De un lado, cientos de manifestantes de gremios y agrupaciones exigían el libre acceso al lago Escondido y cantaban consignas contra el magnate inglés Joe Lewis. Del otro, detrás de una bandera argentina con un parlante a todo volumen transmitiendo un monólogo con consignas antikirchneristas, pobladores, algunos montados a caballo y otros portando palos, miraban desafiantes para impedir el paso por el camino Tacuifí.


El intento de acceder al lago por el camino vehicular de 10 kilómetros, que es el que está en discusión en la justicia desde hace años, quedó trunco. También ayer cuando otro grupo de manifestantes se expresó junto a la enorme reja, ubicada al lado del almacén 4 Hermanos.

A ambos lados de la reja, un cordón policial de 120 hombres y mujeres uniformados pertenecientes a la Unidad Regional Tercera, con bastones, algunos con cascos y escudos, y al menos un agente con gomera de madera, aguardaron de pie sin intervenir.

Los manifestantes de la CTA Autónoma, ATE de distintas seccionales de Río Negro y Neuquén, la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Comunista Revolucionario, Barrios de Pie, Somos y Unidad Popular, entre otros, caminaron unos 200 metros sobre la ruta 40 hacia el acceso del camino.

En el acceso al camino Tacuifí se manifestaron referentes gremiales, sin poder llegar al lago Escondido. Foto: Chino Leiva

El tránsito se cortó por completo y largas filas se vehículos y camiones se formaron a ambos lados hasta que cerca de una hora más tarde se despejó la circulación, cerca de las 15:30.

Vinimos a confirmar que el gobierno nos niega el ejercicio del libre acceso al lago y la soberanía nacional”, esgrimió Rodolfo Aguiar, el secretario adjunto de ATE nacional que encabezó la movilización, quien luego de unos 20 o 30 minutos de intercambios verbales, cánticos y agite de los manifestantes pidió que se retire la columna para evitar incidentes.

Aguiar reprochó la fuerte custodia policial en servicio del magnate inglés y se quejó que fueron con “gomeras y machetes preparados para que sucediera un enfrentamiento, para mostrarnos a nosotros como violentos”. Habló de la “cobardía del Gobierno de Río Negro y la falta de creatividad para solucionar un conflicto que lleva muchos años” y también dijo que Nación era responsable.

Los manifestantes cantaron: “El que no salta es un inglés” y se agitó la tierra seca de la banquina. También entonaron el himno nacional. Había entre 800 y 1.000 manifestantes que habían llegado en seis colectivos y vehículos particulares.

En la ruta 40 los manifestantes pidieron poder llegar al lago Escondido. Foto: Chino Leiva

Del otro lado de la reja, los pobladores, no más de veinte, muchos vestidos de gauchos, que esperaban, miraban a sus oponentes ratificando su resguardo al camino Tacuifí y proyectando por un parlante música folclórica y un monólogo contra el kircherismo y en defensa del empresariado que en algún momento se escuchó: “los ricos ayudan a que realmente la gente salga de la pobreza, dan trabajo”.

En el camino Tacuifí pobladores, algunos a caballo y otros con palos en las manos, esperaron a los manifestantes. Foto: Chino Leiva

La manifestación no se extendió más allá de media hora con los manifestantes pegados a la reja. Luego se corrieron unos metros y un rato más tarde se retiraron.

En las inmediaciones también se presentó la exsenadora Magdalena Odarda que es la impulsora del amparo que reclama desde hace 18 años el libre acceso al lago Escondido.

El jefe de la Regional Tercera de Policía, Elio Tapia, estaba al frente del operativo y afirmó que no tenían armas reglamentarias. “No había orden de impedir el avance, por eso nos pusimos a los costados. Si les abrían la reja y dejaban pasar, pasaban”, dijo a este diario.

Respecto al agente que portaba una gomera en su bolsillo y que fue detectado por Aguiar y acusado por esta situación, el comisario afirmó que se trató de una situación puntual y personal del uniformado a quien se le iniciará un sumario administrativo.

También afirmó que 7 uniformados de la policía montada acompañan desde el sábado al grupo de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca) que pretende llegar a una de las cabeceras del lago Escondido por la senda de trekking. Ayer acompañantes de este grupo y otros manifestantes reclamaron también frente a la reja.

En Bariloche por la mañana confluyeron otros gremios de la CTA de los Trabajadores y una columna se quedó frente a la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial donde se realizó una presentación para que el tribunal inste a abrir el camino Tacuifí.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios