Ponzio, la solución al problema lateral

Leo asoma como el reemplazante de Mercado para jugar ante el Tomba.



#

FBaires

River juega el domingo en Mendoza ante Godoy Cruz y Ponzio podría ser el marcador lateral derecho.

“Conozco el puesto. Ya hablé con el entrenador, coincidimos en que puedo ayudar y esperemos que sea así”.

Así lo aseguró Leo Ponzio cuando Ramón Díaz le pidió que jugara de lateral derecho en la próxima presentación de River, que será el domingo ante Godoy Cruz, en Mendoza.

Ponzio se movió como marcador de punta y abandonó su habitual puesto en la mitad de la cancha, tras el ejercicio táctico que ordenó el ayudante Emiliano Díaz, quien asumió el control en el entrenamiento ante una nueva ausencia de su padre Ramón. Es que el técnico principal, por segundo día consecutivo, debió ausentarse de la práctica, a causa de un fuerte cuadro gripal, con fiebre incluida.

La chance de que Ponzio se mude al lateral derecho es más que concreta, en especial ante los flojos rendimientos de Gabriel Mercado.

A la vez, Leo afirmó que la clave pasará por el balance entre los defensores y los de arriba: “Trataremos de tener equilibrio y si tenemos la pelota tratar de estar en la salida y darle respaldo a los de adelante”.

En la práctica, Emiliano dispuso entonces que Ponzio sea el lateral por derecha, en uno de los equipos que completó la defensa con Jonatan Maidana, Jonathan Bottinelli y Leonel Vangioni.

La mitad de cancha se armó con el colombiano Carlos Carbonero, Matías Kranevitter, Ariel Rojas y Manuel Lanzini, mientras que los dos hombres de punta fueron Teo Gutiérrez (se espera su habilitación) y Juan Kaprof.

En el otro elenco se alinearon Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Eder Alvarez Balanta y Juan Cruz Marrone; Augusto Solari, Cristian Ledesma, Martín Aguirre, Osmar Ferreyra; Rodrigo Mora y Giovanni Simeone.

El Lobo Ledesma se retiró de la práctica (tras un cruce con Rojas) con un ligero traumatismo en su tobillo derecho, mientras que el juvenil Federico Andrada, autor de la conquista del triunfo sobre Rosario Central (1-0), no trabajó a la par de sus compañeros, por un dolor en la espalda. Todavía es una incógnita su evolución, pero se presume que ingresará en la consideración para el partido ante el Tomba.


Comentarios


Ponzio, la solución al problema lateral