Logo Rio Negro

Por qué este artista plástico se dedica a producir frutas finas en Regina

Luis Zanin transformó la tierra productiva en una sala de arte: esculturas, una bicicleta antigua arriba del techo de su casa, una barrera de tren “por si pasa el tren fantasma”, un atrapa fantasmas, siluetas de alambre oxidadas... más frutas finas.



Por Victoria Rodríguez Rey

A diez kilómetros de Villa Regina Luis Zanin decidió hace diez años reconvertir media hectárea de las tierras destinadas a pera y manzana, a la producción de frutas finas. Artistas plástico, curador, autor de obras por encargo y obras para exposiciones, docente, portador de un sinnúmeros de premios y menciones, hoy hace de media hectárea en producción una sala de arte: esculturas, una bicicleta antigua perfectamente colocada arriba del techo de su casa, una barrera de tren, “por si pasa el tren fantasma”, un atrapa fantasmas y siluetas de alambre oxidadas por el tiempo son algunas de obras que habitan ese espacio productivo.

Es hijo de madre tehuelche y padre italiano, un choque cultural que lo alienta a escapar al modelo tradicional de artista. Zanin recrea a través del arte del grabado principalmente, cantidad de historias de por acá. Parte de sus obras tienen que ver con las manifestaciones productivas de la región: las actividades rurales de cada estación, las luchas y huelgas, los juegos, y la cotidianidad de la vida en la chacra.

"La última cena", versión Zanin

Luis parece estar jugando todo el tiempo. Se asoma y saluda desde adentro de una hilera de frambuesas. Se nota que hace del trabajo una actividad divertida. Sin intensión, transmite que lo disfruta, se ríe con facilidad, propio de esos momentos de ocio recreativo. Y así, casi sin querer, relata su historia de vida, la de cada una de sus plantas y de las de sus gatas siamesas.

“Cuando caí en depresión creativa comencé a investigar y experimentar con la grosellas”, recuerda Luis quien llegó a tener 600 grosellas de solo 5 plantas. Tiene cada una de ellas identificada: los días de plantación, conoce hasta cuántas flores polinizadas hay en cada rama, y programada la poda de tal forma de llegar a tiempo a recolectar sus frutos durante la temporada. Hoy cuenta con corinto, tres tipos de grosellas -negra, roja y blanca (uva blanca fina)-, zarzamora, frambuesas rojas y frambuesas blancas. Con generosidad hace de su experiencia una herramienta para copiar y mostrar sobre cómo cultivar frutos rojos en forma intensiva como alternativa económica.

"Las gallinas aprovechan": nada es ajeno al interés artístico de Zanin

Toda la producción es mediante técnicas agroecológicas, no usa ningún tipo de agroquímico. El control de plagas lo lleva adelante con aves ratoneras, a cada una le hizo sus propios nidos en zapallos huecos, unas mantis religiosa, flores, botellas con “un buen vinagre de manzana” que cuelgan como cebo para atraer a determinados insectos y la gramilla la saca a mano a diario.

Los frutos rojos son un tipo de producción de la zona de sotobosque, es por eso que resulta necesario protegerlas de la luz directa del sol. Para esto Luis emplea tejidos que filtran los rayos UV y lo novedoso es la utilización de plantas de lúpulo para generar sombra. Buscando asesoramiento técnico Zanin encontró que el lúpulo tiene las cualidades que necesita en este momento: planta de rápido crecimiento, generosa en altura, abriga del viento y regala sombra. Indagando por la región, localizó una variedad que actualmente están estudiando sus características. Se supone que la trajeron los alemanes, fue una de las primeras variedades incorporadas en la década del cuarenta y producida en la región en los sesentas. Villa Regina fue la primera zona productora de lúpulo en Argentina. “Se trata de una variedad que se asilvestró por eso es inmune al oídio”, comparte. A Luis le sirve para generar sombra para sus frambuesas, a los productores artesanales de cerveza de la región para incorporarle un sabor particular a la bebida y a su amiga artesana para fabricar canastos y lámparas con la fibra. He aquí la tierra en las manos del artista volviéndose obra.

Nombre del emprendimiento: Gulas Producción Orgánica

Teléfono: 298 15 464-6697

¿Cómo llegar? Mirá el video que el propio Luis envió a los fans de Yo Como.


Comentarios


Por qué este artista plástico se dedica a producir frutas finas en Regina