¿Por qué tanta demora en comenzar a construir la nueva terminal de Bariloche?

Aunque el atraso es evidente, en el gobierno dicen que la empresa que explota el casino de la ciudad, que consiguió una prórroga del contrato a cambio de financiar las obras, no incumplió con los plazos. La causa de los cuadernos se cuela en los argumentos.



En el terreno, el Circunvalación y Esandi solo luce un cartel de la nueva terminal de Bariloche. (Foto: Alfredo Leiva)

En el terreno, el Circunvalación y Esandi solo luce un cartel de la nueva terminal de Bariloche. (Foto: Alfredo Leiva)

La nueva terminal que Bariloche sigue sin superar la etapa de planos y proyectos debido a la demora de la concesionaria del casino, que asumió hace más de dos años el compromiso de ejecutar esa obra.

En enero de 2017 la provincia le extendió a Emprendimientos Patagonia SA el contrato de explotación de juegos de azar hasta 2032 y le impuso varios “cargos”, entre los que aparecen obras menores en El Bolsón y Jacobacci, que ya fueron construidas, y la terminal para Bariloche, valuada en 3,6 millones de dólares. Este último proyecto no tiene avance alguno.

A pesar del incumplimiento, el presidente de Lotería de Río Negro, Luis Ayestarán, le dijo a este diario que la empresa todavía no está expuesta a ninguna sanción porque “está dentro del plazo”.

Luego de la firma del contrato con Emprendimientos Patagonia hubo alguna demora relacionada con la disponibilidad del terreno, que dependía del municipio, y que se resolvió hace un año, en abril de 2018.

Una de las tantas promesas surgidas del gobierno provincial señalaban que la esperada terminal se estrenaría “en el otoño de 2019”. Pero hasta hoy el predio de tres hectáreas ubicado en Esandi y Circunvalación es un simple descampado.

No se puede dar el inicio de obra hasta que informen cuál es la empresa constructora y quién es el responsable técnico”.

Pablo Bullaude, secretario de Desarrollo Urbano del municipio.

Ayestarán señaló que los tiempos se estiraron “por una cuestión de costos” y porque la devaluación impuso nuevas condiciones a la empresa, que está obligada a invertir en la obra un total de 3.663.000 dólares.

“Las variables se han desacomodado y hay que esperar un poco más –afirmó–. La empresa puso en marcha una licitación privada para definir la constructora, pero no le pasaban presupuestos, se complicó todo. Y lo está por resolver”.

Los cuadernos


Otra versión indicó que la elegida para ejecutar la obra es JCR Construcciones, una empresa que es parte del mismo grupo propietario del casino, de la familia Relats, y que enfrenta una aguda crisis desde que quedó involucrada en la causa por presuntos retornos pagados con la obra pública nacional que lleva el juez Claudio Bonadío.

A pesar de las quejas surgidas en Bariloche por la parálisis del proyecto, Ayestarán insistió en que Emprendimientos Patagonia no está en falta.

El cálculo que realiza el funcionario surge del artículo 4º del acuerdo de renegociación contractual firmado en 2017, según el cual la empresa deberá entregar la terminal “en un plazo máximo de 18 meses computado desde la entrega del terreno por parte de la municipalidad”.

Promesas

3.663.000
dólares debe invertir la empresa que explota el casino de Bariloche en la nueva terminal de ómnibus.
33.000.000
pesos es el compromiso de inversión de la firma para la ampliación de la sala de juego central de Bariloche.

La entrega del terreno


El intendente Gennuso acordó a mediados de 2017 con la firma privada Las Victorias SA la entrega de las 3,1 hectáreas en el sitio elegido, a modo de “plusvalía” por un desarrollo inmobiliario contiguo. Pero recién escrituró las tierras y las puso a disposición para la terminal en abril de 2018.

Según lo previsto en la prórroga, la concesionaria del casino “debe contratar una empresa constructora reconocida en la plaza, con suficientes antecedentes y capacidad de obra”. El secretario de Desarrollo Urbano del municipio, Pablo Bullaude, informó que “el proyecto ejecutivo de la terminal está presentado y aprobado, pero no se puede dar inicio de obra hasta que informen cuál es la empresa y quién es el responsable técnico”.

Señaló que no hay trámites pendientes y el terreno asignado “tiene los parámetros urbanísticos modificados hace ya varios años para emplazar una”.

El edificio proyectado tendrá 3.300 metros cuadrados cubiertos, 24 dársenas y 30 boxes. La inversión está pactada en dólares y el contrato dice expresamente que el desembolso debe efectuarse “en pesos argentinos al cambio de tipo vendedor del banco Nación correspondiente al día de efectivo pago”. En enero de 2017 la inversión equivalía a 57 millones de pesos y hoy sería de 152 millones.

Dos años desde que Weretilneck firmó el decreto

En su momento el gobernador Alberto Weretilneck dijo que dotar a Bariloche de una nueva Terminal sería un “hecho histórico”.

En el decreto firmado hace más de dos años se destacaba que “es uno de los principales anhelos de esa comunidad y se ha vuelto acuciante en los últimos años”. Agregaba que ya habían existido “un sinnúmero de iniciativas para concretar las obras, sin que ninguna de ellas lograra tener éxito”.

Argumentaba luego que “en ese escenario resulta conveniente que los beneficios que el Estado otorga mediante la concesión de un negocio lucrativo como es el de los juegos de azar se constituya en una herramienta para resolver situaciones como la aquí planteada, en la que obras de indudable interés no pueden ser afrontadas desde las arcas públicas o el interés de los inversores”.

Pero pasados más de dos años, la idea de canjear concesión por obras hasta ahora no funcionó.

Ayestarán dijo que el compromiso de inversión en dólares se mantiene y recordó que además de la Terminal, la empresa tiene postergada la obra de ampliación del casino central de Bariloche –también incluida como obligación en la prórroga– en la que debía invertir otros 33 millones de pesos a valores de enero de 2017.


Comentarios


¿Por qué tanta demora en comenzar a construir la nueva terminal de Bariloche?