Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Ni un ladrillo en la nueva terminal de ómnibus de Bariloche

Hace un año que se anunció que el inicio de la obra era inminente, pero hasta ahora no hay avances. La Provincia dice que la Municipalidad no aprobó los planos.



#

Un cartel intervenido por grafiteros y maleza en el lugar donde se levantará la nueva terminal. (Foto: Alfredo Leiva )

Las obras públicas en Bariloche se cocinan, por lo general, a fuego lento. Es cuestión de mirar con atención para darse cuenta de que casi todo demora más de lo previsto, se ejecuta mal o a medias. Por supuesto que hay excepciones. Pero la calle Mitre es una muestra demasiado elocuente de la inoperancia. También, la fuente de agua de la rotonda del Ñireco o la bicisenda del Este, que fueron inauguradas con bombos y platillos y al poco tiempo dejaron de funcionar o pasaron al olvido.

La nueva Terminal de Ómnibus de la ciudad se anunció hace dos años. El proyecto se presentó en sociedad el 16 de enero en un acto donde los dirigentes estaban casi a los codazos para sacarse las fotos.

Se trataba de una inversión de 3.633.500 dólares que formaba parte de la negociación por la prórroga que el gobernador Alberto Weretilneck dispuso del contrato de concesión de las salas de juego que la empresa Entretenimientos Patagonia SA maneja en Bariloche, El Bolsón y en Ingeniero Jacobacci.

Weretilneck firmó el 17 de enero de 2017 el decreto 43 que prorrogó el contrato de concesión hasta el 25 de enero de 2032.

La obra se proyectó en un lote de unas 3 hectáreas de superficie, que la municipalidad transfirió a la provincia. Las tierras están ubicadas en la avenida Esandi, en cercanías de la ruta de Circunvalación.

Hoy, en el acceso al predio sólo hay un cartel. El terreno está bastante despejado. Algunas rosas mosquetas, abundantes cardos, pinos y sectores donde arrojaron basura completan la postal. Pero no hay un solo ladrillo pegado.

Demoras

Cuando “Río Negro” le preguntó al interventor de Lotería de Río Negro, Luis Ayestarán, por qué no se pudo iniciar la obra de la nueva Terminal, el funcionario respondió: “El decreto de renegociación de la concesión estipula que la municipalidad es la que debía poner a disposición los terrenos en donde se edificará la terminal. Eso ocurrió recién en el mes de julio” pasado.

Ayestarán dijo que en este momento “el proyecto está presentado en la municipalidad, a la espera de su aprobación”.

“También la concesionaria debe presentar ante la municipalidad quién será la empresa constructora que ejecutará la obra, que por lo que nos han informado, se esta en proceso de selección de la misma”, señaló.

Dijo que los motivos de la demora “fue la puesta a disposición de los terrenos”. Pero en el gobierno municipal tienen otra versión, aunque ningún funcionario local quiso salir a poner la cara (ver aparte).

Fuentes oficiales aseguraron que en el municipio hicieron todo lo que les correspondía. Explicaron que generaron el lote para la nueva Terminal, se lo transfirieron a la Provincia, tras la sanción en 2017 de una ordenanza del Concejo Municipal.

Proyecto

Las fuentes aseguraron que el año pasado recibieron en el municipio el proyecto ejecutivo que presentaron los arquitectos y le hicieron algunos requerimientos necesarios para poder empezar una obra como definir qué empresa va a construir la Terminal y quién es el representante técnico. “Hasta que no esté definido eso, no puede haber un inicio de obra y eso es responsabilidad de la empresa”, comentaron las fuentes.

Ayesterán aseguró que la inversión anunciada en enero de 2017 “no se modificó en lo absoluto”.

El titular de Lotería de Río Negro estuvo en ese acto oficial, junto al gobernador y el presidente de la empresa dueña de los casinos, Exequiel Badaracco, que comprometió una inversión de 3.633.500 dólares.

Juntos exhibieron imágenes del anteproyecto de la nueva Terminal, en el hall principal del centro administrativo provincial, que funciona en la calle Onelli al 1450.

Ayesterán dijo que el contratiempo con el municipio fue justamente por la disposición de los terrenos.

Todavía no hay fecha de inicio de la obra. “Recién con la aprobación del proyecto por parte del municipio podremos dar una fecha cierta”, explicó. Dijo que el anteproyecto que se presentó hace dos años no tuvo ninguna modificación.

Afirmó que en la obra de la nueva Terminal de Bariloche, “el compromiso del gobierno provincial es total”.

Mientras tanto, los turistas (y también los residentes) siguen viajando por transporte público a la ciudad más turística de la Patagonia en servicios que los dejan en las pésimas instalaciones actuales, donde el abandono convive con la desinversión, y devuelven una horrible postal.

El proyecto anunciado tiene una superficie de 3.300 metros cuadrados cubiertos y 2.200 semicubiertos. Incluye 24 dársenas para colectivos.

Tendrá 30 boxes de venta de pasajes, locales, centro de informes, sectores de espera, kiosco, oficinas administrativas, confiterías y un vip.

Así será la nueva estación, según el proyecto que se difundió en su momento.
Archivo

La pésima imagen que da la actual terminal de Bariloche.
Alfredo Leiva

Datos

El proyecto anunciado tiene una superficie de 3.300 metros cuadrados cubiertos y 2.200 semicubiertos. Incluye 24 dársenas para colectivos.
Tendrá 30 boxes de venta de pasajes, locales, centro de informes, sectores de espera, kiosco, oficinas administrativas, confiterías y un vip.

Comentarios


Ni un ladrillo en la nueva terminal de ómnibus de Bariloche