Por una brutal agresión en El Cuy, pidieron declararlo culpable

El hecho ocurrió en enero. La víctima, de 19 años, pasó más de un mes internado. Todavía tiene dificultades para movilizarse y hablar.



El fiscal pidió que sea declarado responsable por el delito de lesiones graves. (foto: gentileza)

El fiscal pidió que sea declarado responsable por el delito de lesiones graves. (foto: gentileza)

Con un pedido para que sea declarado culpable del delito de lesiones graves, ayer concluyó la primera etapa del juicio contra una persona que está acusada de golpear brutalmente a Joel Figueredo, en un hecho ocurrido el 1 de enero, en la localidad de El Cuy.

El joven de 19 años no solo estuvo internado más de un mes y medio sino que además presenta lesiones graves como problemas en el habla, la locomoción y el equilibrio, había detallado en su momento el abogado querellante Marcelo Hertzriken Velazco.

El fiscal del caso Luciano Garrido dijo que, tras escuchar a los testigos presenciales y a los expertos, no existen dudas del tiempo y lugar del ataque.

“Tampoco hay dudas de que el imputado dio un violento golpe de puño cuando la víctima estaba parado arriba de la plataforma del mástil, de unos 33 centímetros de altura, tal como explicó el integrante del Gabinete de Criminalística. Y que Joel cayó y se golpeó su cabeza en la parte de cemento de la vereda”, comenzó el fiscal.

En relación a las lesiones sufridas, “el médico forense dijo que son graves, se trata de un fuerte traumatismo de cráneo que puso en peligro la vida. El joven estuvo internado un mes y 22 días, y aún está luchando por lograr recuperar la totalidad del habla y movilidad”, describió.

Es por eso que solicitó al tribunal, integrado por los jueces Gastón Martín, Laura Pérez y Verónica Rodríguez, que sea declarado culpable.

Por su parte, el abogado querellante también solicitó que Sosa sea declarado responsable del hecho pero por el delito de “lesiones graves calificadas por el actuar alevoso”, sosteniendo que el imputado se aprovechó de la indefensión de la víctima.

El defensor oficial, Eduardo Luis Carrera, planteó que “hay una falta total de los requisitos para acusar con el agravante de alevosía. Nada de lo que ocurrió fue sorpresivo, tal como surge de los testigos presenciales”.

Dijo que el hecho fue más allá de la intención que tenía el sujeto, que era “pegarle una piña”. “Mi asistido jamás imaginó qué iba a ocurrir, ¿es razonable que un simple golpe termine en una lesión grave?”, aseveró.

Por ello solicitó que sea declarado culpable de “lesiones leves dolosas”, o subsidiariamente y si así lo considerase el Tribunal de “lesiones leves dolosas en concurso ideal con lesiones graves culposas”.

El veredicto se leerá el próximo lunes 9, al mediodía, en la Ciudad Judicial de General Roca.


Comentarios


Por una brutal agresión en El Cuy, pidieron declararlo culpable