Preocupa el desempleo récord en Brasil: 13,1%

La medición complica al gobierno de Lula da Silva.





SAO PAULO (AFP) – El desempleo en Brasil alcanzó 13,1% en abril, el mayor nivel desde que el oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) comenzó a hacer ese tipo de medición al final de 2001, según divulgó ayer el organismo.

El pasado marzo el desempleo (que no ha parado de crecer desde diciembre cuando estaba en 10,9%) alcanzaba 12,8% y en abril de 2003 estaba en 12,4%. La medición mensual se realiza en las seis principales regiones metropolitanas del país, donde en abril había 2.800.000 millones de trabajadores sin empleo, 80 mil más que en marzo, según informó

En abril de este año había 2,8 millones de personas buscando trabajo en las seis regiones metropolitanas brasileñas contempladas en la medición del instituto. Son 220.000 más (8,5%) que en el mismo mes de 2003, según el IBGE. Las mujeres, que representaban el 54,4% de los desempleados en abril de 2003, alcanzaron 56,3% en el mismo mes de este año. Además, los jovenes menores de 24 años representaban 47% de los desempleados.

También los salarios cayeron. El salario medio real cayó 0,9% en abril con relación a marzo de este año, y 3,5% sobre la medición de abril de 2003.

«Si existe una cuestión crucial que atrae todas las atenciones hoy en el país es el inaceptable índice de desempleo», denunció Horacio Lafer, presidente de la principal central empresarial brasileña, la Federación de Industrias de Sao Paulo (Fiesp), en artículo divulgado en la sección editorial del diario Folha.

Lafer reclamó al gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva que concentre sus atenciones «en animar al sector productivo a invertir más, contratar más y pagar mejor a sus contratados» con una amplia política industrial. «En cada indicador de empleo y desempleo que se divulga, verificamos que el país todavía patina en la adopción de medidas eficaces para generar puestos de trabajo», denunció la pasada semana la principal central sindical del país, tradicional aliada del presidente Lula, la Central Unica dos Trabalhadores (CUT).

Analistas consultados consideran que el nuevo récord en el desempleo afecta de manera especial al gobierno, ya que el presidente Lula da Silva es un ex líder sindical metalúrgico que durante la campaña electoral prometió mejorar con fuerza la situació del empleos en sus cuatro años de mandato.

El gobierno Lula, iniciado en enero de 2003, vio frenadas sus aspiraciones de crecimiento económico, duplicación del salario mínimo en sus cuatro años de mandato y creación de 10 millones de empleos, al enfrentar una difícil situación económica.

El gobierno espera que 2004 se salde con la recuperación del crecimiento, al menos en 3,5%.

Para el gobierno brasileño, el aumento del desempleo indica que un mayor número de personas está buscando trabajo.

«Los números de desempleo del IBGE no son contradictorios a los del Catastro General de Desempleados e indican que un mayor número de personas está buscando trabajo», dijo la asesora de prensa del Ministerio de Trabajo, Marcia Vianna.

Esto, porque según los datos de la medición la Población Económicamente Activa, es decir la gente dispuesta a trabajar, creció el 1,1% en abril en relación a marzo.

Fuerza Sindical, la segunda central sindical de Brasil, atribuyó el récord en el desempleo a la política económica del gobierno, en especial a las altas tasas de interés para mantener bajo control la inflación e impedir la fuga de capitales por las turbulencias externas.

 

Acuerdo nuclear con China

SHANGAI, China (Télam- SNI).- Los gobiernos de Brasil y China iniciaron conversaciones para la firma de un posible acuerdo de cooperación nuclear, durante la visita que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva realiza al país asiático.

El objetivo de Brasil es obtener con este acuerdo recursos para dar viabilidad a su programa nuclear, dijo hoy el ministro de Ciencia y Tecnología, Eduardo Campos.

«Brasil precisa encontrar maneras de dar viabilidad financiera a su programa nuclear en un corto espacio de tiempo», declaró Campos en Shangai, la pujante ciudad visitada por Lula en la gira de seis días que comenzó en Pekín.

Si se mantuviera en Brasil el nivel de inversión de los últimos 10 o 15 años, dijo Campos, «el programa (nuclear) se torna inviable». Brasil y China, por otra parte, firmaron en Pekín 10 acuerdos y un comunicado conjunto con las orientaciones para incrementar la asociación y cooperación entre los dos países. El comunicado fue rubricado por Lula y el presidente de China, Hu Jintao, quien recibió a su colega brasileño con honores .


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Preocupa el desempleo récord en Brasil: 13,1%