Preocupan a británicos las bajas por “fuego amigo”

Casi el 85% de las muertes fue por equivocaciones.Temen a la repercusión en la opinión pública.



Las bajas entre los aliados a causa del “fuego amigo” son atribuidas a la fatiga y al ritmo frenético de los desplazamientos.
LONDRES (Télam-SNI, Reuters) – Casi el 85% de los soldados británicos muertos hasta el momento en Iraq fallecieron en accidentes o a causa del fuego de las propias tropas aliadas.

Soldados muertos en accidentes de helicópteros, pilotos derribados por misiles estadounidenses, equipos de tanques muertos por disparos de su propio bando, esa ha sido la casi diaria letanía desde el frente. Sólo cuatro de los 23 soldados británicos fallecidos en Iraq hasta ahora, murieron en combate.

Inevitablemente, los errores suceden en el caos de la batalla, pero ese nivel de muertes accidentales está muy por encima del promedio de una guerra moderna. “Alrededor del 25 por ciento de las muertes en combate en el siglo 20 han sido de “azul en azul””, dijo el coronel Mike Vickery, un comandante de tanque en la Guerra del Golfo de 1991, utilizando el eufemismo militar para las acciones en las que soldados matan a efectivos a su propio bando. El “fuego amigo” es el eufemismo más generalizado.

La realidad quedó de relieve cuando los primeros 10 muertos en el conflicto fueron enviados a Gran Bretaña. Ninguno de los ataúdes llevaba a un soldado muerto en combate. Ocho murieron en un accidente de helicóptero y los otros dos perdieron la vida cuando su avión fue derribado por un misil estadounidense.

Los soldados que matan a sus camaradas de armas quedan con cicatrices que quizá nunca sanen. Mike McGinty, analista de defensa del Instituto Real de Servicios Unidos señaló que el “fuego amigo” es un riesgo presente de la guerra. “Es el resultado de errores debido a la fatiga y a la dificultad de mantener equipos en altos estándares mientras son usados con mucha frecuencia”, dijo.

Al mismo tiempo, la prensa británica se mostró ayer preocupada por el alarmante número de soldados de la coalición muertos durante la guerra en Irak y expresó grandes dudas sobre el futuro del conflicto armado tras el décimo día de batallas. El tabloide sensacionalista The Sun, que desde el comienzo de la guerra apoyó las políticas del premier Tony Blair, eligió para la portada de ayer la lista completa de todos los soldados estadounidenses y británicos que murieron durante la guerra. Por su parte, el Daily Mail tituló su portada con la historia de un soldado británico cuya muerte en Irak fue atribuida al “fuego amigo”.

El tabloide conservador Daily Star describió de qué manera las bombas de la coalición destruyeron la sede central de comunicaciones iraquí. El tabloide Mirror, que prefiere mantener una postura más crítica ante la guerra, eligió la historia de una familia británica devastada por la pérdida de su hijo.

El periódico The Times advirtió que la guerra en Irak podría trasladarse a otros países vecinos, tras las declaraciones del secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, sobre una supuesta participación de Siria para equipar con armas a Irak.

“Feroz resistencia”

WASHINGTON (AFP) – El presidente estadounidense George W. Bush prometió vencer al ejército de Saddam Hussein que opone una “feroz resistencia” en Irak, aunque no sabe cuánto tiempo tomará.

Apoyado por encuestas que indican que pese a las bajas la mayoría de los estadounidenses apoyan la guerra, Bush acusó a los iraquíes de cometer atrocidades y prometió perseguir y castigar a quienes denominó como “criminales de guerra”. El mensaje presidencial fue divulgado luego que un oficial del ejército iraquí mató a cuatro soldados estadounidenses en una atentado suicida

“Estamos peleando ahora contra las más desesperadas unidades del ejército del dictador”, dijo Bush en su mensaje radiofónico semanal desde la casa de campo en Camp David. “Los combates son feroces y no sabemos su duración, no obstante sabemos el resultado de esa batalla: el régimen iraquí será desarmado y retirado del poder. Irak será libre”, afirmó. Bush dijo que las tropas de la coalición anglo-estadounidense “han continuado un sostenido avance, y ahora están a menos de 50 millas (75 kilómetros) de Bagdad”.

Pozos asegurados

WASHINGTON (Télam).- La coalición militar británica-estadounidense controla 600 pozos de petróleo al sur de Irak, dijo ayer la vocera del Pentágono, Victoria Clarke, al tiempo que anunció que “las cruentas batallas exigirán más sacrificios”.

“La coalición ya controla 600 pozos petroleros”, afirmó Clarke en una conferencia de prensa brindada juntamente con el general Stanley McChrystal. La exposición de ambos funcionarios fue interrumpida por un video en el que podía verse a una mujer iraquí relatar su supuesta detención y torturas sufridas junto a su familia, a manos del gobierno iraquí. “Ellos incrementan el nivel de crueldad y nosotros el de ayuda”, afirmó Clarke.

El general Stanley McChrystal informó que “hubo más de 1.000 incursiones aéreas, y fueron arrojados 665 misiles Thomawak”. McChrystal aseguró que “las líneas de abastecimiento están funcionando bien” y admitió su “preocupación por los ataques suicidas”, aunque sostuvo que no afectarán tácticas militares.


Comentarios


Preocupan a británicos las bajas por "fuego amigo"