Presión contra supuesto abusador en Río Colorado

Familiares y vecinos encabezaron un escrache contra Héctor Leguizamón, denunciado por un presunto abuso.



#

Jorge Tanos

Los vecinos se plegaron a la protesta iniciada por los hermanos Leguizamón. El escrache duró ocho horas, hasta que intervino la Policía.

RÍO COLORADO (ARC).- Tras ocho horas de escrache y manifestación fuera de la Iglesia Evangélica del barrio Villa Mitre donde se encontraba refugiado Héctor Leguizamón, investigado por el supuesto abuso de la pequeña nieta y denunciado públicamente por su hija Carolina de haberla violado cuando tenía ocho años, fue desalojado por una comisión policial y junto a su esposa trasladados al edificio judicial de Choele Choel.

Durante dos días un grupo de vecinos encabezados por los hermanos Carolina y Pablo Leguizamón marcharon y mostraron su repudio constante por la permanencia en la localidad del denunciado, y llevaron adelante distintos escraches en el domicilio particular y en el templo donde a diario concurría.

Un mes atrás el diputado nacional Jorge Cejas había anunciado que el empleado bancario, de 58 años, iba a abandonar la localidad hasta tanto la Justicia determine las acciones a seguir en el marco de las denuncias que pesan sobre él, en la causa que se le sigue investigando.

Sin embargo el abandono de la localidad por sus propios medios nunca ocurrió y ante el incumplimiento, una gran cantidad de vecinos mostraron su indignación.

En la tarde del viernes, cerca de las 17 el hombre cuestionado, junto a su esposa y una de sus hijas llegaron hasta las inmediaciones de la Iglesia Evangélica en pleno corazón del barrio de Villa Mitre.

Rápidamente los vecinos se autoconvocaron para acompañar en los reclamos a los hermanos Carolina y Pablo Leguizamon, quienes comenzaron con las protestas exigiendo que se vaya de la localidad.

Con el paso de las horas, el malhumor iba en ascenso y hasta comenzaron a quemar gomas en las distintas entradas del templo. También el edificio comenzaba a ser dañado a consecuencia de objetos contundentes que arrojaban los manifestantes enojados.

A las 22, por la tensión que se estaba viviendo y con el peligro latente que todo pasara a mayores, llegaron hasta el lugar el Jefe de la Policía rionegrina, Ariel Gallinger, y el subjefe, Roberto Stupniki, además de otras autoridades, con una docena de efectivos.

Tras la comunicación telefónica con el juez subrogante en lo penal, del juzgado de Choele Choel, Oscar Gatti determinó que el hombre cuestionado y su esposa sean desalojados del interior y trasladados hasta Valle Medio donde quedaron en la dependencia judicial.


Comentarios


Presión contra supuesto abusador en Río Colorado