Pronostican pérdida de inversiones

#

Fernando Petrella Jorge Castro

BUENOS AIRES (ABA).- La nacionalización de las telecomunicaciones y de la industria eléctrica venezolana, anunciada por el presidente Hugo Chávez, afectará con una pérdida de inversión extranjera directa en la región, en la que se incluye Argentina, aseguraron ayer analistas argentinos.

"La decisión de Chávez viene a profundizar la tendencia de pérdida de relevancia de América del Sur como atracción para inversión de las empresas transnacionales", afirmó el analista de política exterior, Jorge Castro, quien agregó que en los últimos cinco años la tasa de inversión en los sectores mencionados se viene desplazando de éste lugar del hemisferio hacia el Asia Pacífico.

De los países latinoamericanos que sentirán el impacto por el rumbo tomado por el gobierno venezolano, Castro exceptuó a Chile que tiene 13 acuerdos de libre comercio incluyendo a Estados Unidos, China y la UE.

Más cauto en sus afirmaciones, el ex vicecanciller Fernando Petrella deslizó que "en un escenario de globalización como el actual, ciertas medidas pueden tener repercusiones más allá de las fronteras del país que las aplica". Quien fuera embajador argentino en Naciones Unidas, consideró lógico que se pueda pensar que América latina "pierde puntos" como área de interés para las empresas cuando un país de la gravitación de Venezuela toma medidas "poco compatibles con los intereses de los inversores".

Paradójicamente, pese a los pronunciamientos de funcionarios de la administración Bush, la estatización resuelta por Chávez no tendría por efecto un cambio drástico en la relación entre el país caribeño y EE. UU.

Para Estados Unidos afirmó Castro Venezuela ante todo sigue siendo un seguro y confiable proveedor de petróleo, y para los norteamericanos ello es más relevante que las declaraciones en los foros o la expropiación de empresas. Es decir, la relación clave no se da en las inversiones directas sino en la provisión de petróleo.

Petrella coincidió en el carácter relevante de Venezuela como proveedor de energía de EE. UU., añadiendo que "a veces los intereses de diversos sectores de la economía no marchan por los mismos andariveles".

En cuanto a la relación de Néstor Kirchner con su par venezolano, según Petrella asesor del vicecanciller Roberto García Moritán se mantiene dentro de los cánones de la tradicional amistad entre los países de pertenencia de ambos líderes. Pero Castro reconoció que existe un enfriamiento a partir del pedido del juez argentino en la causa AMIA de procesar a una serie de figuras políticas de primera línea de Irán (principal aliado de Venezuela y uno de los dos enemigos más grandes de EE. UU.)


Comentarios


Pronostican pérdida de inversiones