Una casa de descanso en Roca frente a una laguna y el río

Amplia, iluminada y segura. Enmarcada en un paisaje suburbano envidiable. A minutos del centro de la ciudad el estudio Victoria Joison + Mauro Pedrazzoli supo crear una vivienda de 160 m² cubierta y 105 m² semicubierta. Todo en un terreno de 821 m².

05 jul 2018 - 00:00

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

En una superficie de terreno de 821.22m², exactamente, el estudio de arquitectura de Roca Victoria Joison + Mauro Pedrazzoli diseñó y construyó esta vivienda, a la ribera del río Negro y de una laguna en el barrio privado Las Caletas. Esta obra fue concebida como una segunda vivienda y pedida como alternativa de escape a la urbanidad. Este fue el punto de partida para diseñarla, afirman los arquitectos.

Fue enmarcada en paisajes suburbanos y agrestes, que fueron incorporados como parte indivisible del proyecto.

Otro condicionante, planteado en este caso por el loteo, fue la cota de inundabilidad, que marcaba elevarse +1.20 metros sobre el nivel del terreno existente.

“Se busca así transmitir una imagen contemporánea de una arquitectura pregnante y a la vez dinámica”, agregaron los profesionales. Un volumen simple con un ligero cambio de ángulo en su fachada trasera con la clara intención de buscar el Norte y afianzar el contacto con el agua. “Este gesto es magnificado mediante la generación de espacios intermedios que buscan generar alternativas al habitar, en contacto con la naturaleza pero al reparo y seguridad que puede brindar lo artificial”, acotaron.

El esquema de distribución se plantea también simple, generando una única gran área social que se dilata hacia una gran galería del mismo ancho, con vistas hacia la laguna y la mejor luz de estas latitudes.

Separado por el núcleo húmedo se proponen los únicos dos dormitorios de la vivienda, que volumétricamente parecen romper con el perímetro planteado, para avanzar en un nuevo prisma que se diferencia al estar envuelto en piedra.

El ingreso principal queda enmarcado y resguardado por un espacio semicubierto que hace a su vez de cochera. El ingreso peatonal sortea la altura mediante una escalera lateralizada al oeste, con escalones amplios y suspendidos, como despegados del suelo. Aquí, el lateral de la casa se desmaterializa paulatinamente con un parasol vertical, hasta llegar a su entrada.

La fachada lateral este se descompone de manera errante, enmarcando algunas particularidades del paisaje natural reinante, con la intención de llevar al interior recortes del horizonte.

A continuación de la galería norte se decide sortear la diferencia de niveles con el terreno natural, mediante una escalinata/grada que sería el espacio de contemplación de las visuales más distantes. La piscina acompaña esta idea como un volumen rasante y con un borde infinito que ambiciona fundirse al espejo de la laguna y ser uno solo.

Más info:

www.joisonpedrazzoli.com

En el frente de la casa hay una piscina con un borde infinito que pretende fundirse al espejo de la laguna y ser uno solo. Un lujo.
Casa en Las Caletas

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.