Protestas antinorteamericanas se extienden entre los países árabes

Focos de violencia en Yemen, Egipto, Irán y Gaza



#

IRA ISLAMISTA CONTRA LA PELÍCULA

Las protestas contra delegaciones diplomáticas estadounideneses a causa de una película difamatoria con el islam continuaron hoy en Egipto y se extendieron a otros países de la zona, como Yemen, Irán o la ciudad palestina de Gaza.

Las nuevas manifestaciones e intentos de ataque se producen un día después de que el embajador estadounidense y otros tres diplomáticos muriesen en un ataque contra el consulado norteamericano de la ciudad libia de Bengasi.

En El Cairo, cientos de manifestantes volvieron a congregarse en la noche del miércoles ante la embajada estadounidense para protestar contra al cinta producida en Estados Unidos, de la que desde hace meses puede verse un trailer en YouTube.

Las protestas de la capital egipcia, en las que participaron unas 200 personas, desembocaron en enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. Según la televisión CNN, los manifestantes arrojaron piedras y los agentes lanzaron gases lacrimógenos y disparos de advertencia. Según el Ministerio de Sanidad, en las protestas resultaron heridas 13 personas.

Desde Bruselas, el presidente egipcio, Mohamed Mursi, condenó las violentas reacciones a la película y aseguró que trabajará con las autoridades estadounidenses para garantizar la seguridad del personal diplomático.

“El pueblo egipcio es un pueblo civilizado y que rechaza semejante actuación fuera de la ley”, dijo Mursi durante una visita a la Comisión Europea, en Bruselas. “Deberíamos proteger a todos los visitantes, turistas y representaciones diplomáticas”, agregó.

En Yemen, cientos de manifestantes escalaron el muro de la embajada estadounidense en la capital, Saná, y reemplazaron la bandera de barras y estrellas por una blanca en la que podía leerse: “No hay otro dios que Alá, y Mahoma es su profeta”.

Los manifestantes lograron acceder al patio de la embajada e incendiaron automóviles antes de que las fuerzas de seguridad consiguieran desalojarles. La web independiente de noticias Mareb Press aseguró que los guardias dispararon y lanzaron gas lacrimógeno contra los manifestantes.

Según este medio, se registraron varias víctimas mortales. Sin embargo, las fuerzas de seguridad yemeníes negaron que la policía abriese fuego contra los manifestantes. “Las fuerzas antidisturbios sólo usaron cañones de agua y gas lacrimógeno contra los manifestantes”, afirmó una fuente. “La situación está ahora bajo control”.

En Teherán, unas 500 personas se manifestaron hoy ante la embajada de Suiza -que representa los intereses estadounidenses en el país- y reclamaron la muerte del director de la película, Sam Bacile. Los manifestantes también corearon “muerte a Estados Unidos” y “muerte a Israel”. Cientos de vigilantes y guardias les impidieron asaltar la embajada suiza.

Entretanto, en la ciudad palestina de Gaza, decenas de personas se manifestaron, quemando banderas israelíes y estadounidenses y proclamando consignas similares a las de los manifestantes de Teherán. Además, también quemaron fotografías en blanco y negro en las que supuestamente aparece el director de la cinta.

Las protestas de Gaza se desarrollaron en el barrio de Rimal, en las que se encuentran oficinas de la ONU y la Organización Mundial de la Salud. Las organizaciones internacionales cerraron hoy sus puertas en la ciudad como medida preventiva.

También hubo protestas en Túnez, mientras que en la capital alemana, Berlín, un paquete sospechoso recibido por correo obligó hoy a evacuar parcialmente el consulado de Estados Unidos, situado en el barrio de Dahlem. Según los bomberos, tres personas comenzaron a tener problemas respiratorios después de que llegara un paquete con una sustancia sospechosa.

Fuentes de los servicios de seguridad estadounidenses sospechan que tras la violencia desatada en Libia estaría la red terrorista Al Qaeda. El presidente de la comisión de los servicios secretos ante la Cámara de Representantes, Mike Rogers, apuntó que podría tratarse de un ataque de la organización con motivo del undécimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre.

Según el diario “The Wall Street Journal”, el autor de la controvertida cinta, Sam Bacile, habría recaudado 5 millones de dólares (3,9 millones de euros) de un centenar de donantes judíos. Según algunos medios, el director de la cinta, cuyo paradero es ahora desconocido, trabaja bajo seudónimo.

Los 14 minutos del trailer que puede verse en YouTube muestran al profeta Mahoma como un homosexual, corruptor de menores y gánster codicioso y carnicero, según informa “The New York Times”.

El video promocional de la cinta puede verse en YouTube desde julio, pero adquirió relevancia cuando se refirió a él Terry Jones, el pastor de Florida que ya desató protestas en Afganistán en marzo de 2011, cuando permitió que se quemara un Corán en su iglesia. Los disturbios de entonces se cobraron la vida de siete trabajadores de la ONU y dejaron un saldo de 76 heridos.

Al parecer, el pastor Jones quiere proyectar la cinta en público, algo que también pretende hacer en Alemania la organización de extrema derecha Pro Deutchsland. (dpa)


Comentarios


Protestas antinorteamericanas se extienden entre los países árabes