Proyectan fuerte caída de venta de fruta a Brasil

El real se devaluó un 8% en los últimos 30 días.



#

El problema para la fruta argentina en Brasil es básicamente de rentabilidad.

Archivo

La economía de Brasil continua convulsionada y esto termina afectando a las exportaciones de peras y manzanas del Valle que se orientan hacia ese mercado.

Los efectos de las fuertes devaluaciones y la caída de consumo interno que se observaron en esta semana están frenando las importaciones del único destino externo que tiene el Valle en la segunda parte del año. Si bien es prematuro anticipar cifras, muchos son los empresarios regionales que arriesgan una caída de ventas en este importante mercado.

Ayer el dólar rozó cerca del medio día los cuatro reales para terminar la jornada levemente por debajo de los 3,9 reales. “Esto para todo tipo de comercio bilateral. Los importadores frente a este escenario frenan sus compras por la incertidumbre de precios que existe”, confió Jorge Cervi, uno de los principales exportadores regionales de fruta hacia el vecino país.

En los últimos 30 días el real se devaluó cerca del 8%, un porcentual que dista y mucho de la tasa que muestra el peso argentino. Sin dudas que con un dólar cerca de los cuatro reales la rentabilidad sobre las pomáceas del Valle que se venden en Brasil se ve severamente afectada.

“Los precios que se pactan con los importadores, en especial sobre las peras que no tienen licencias, son diarios. Se carga el camión en el galpón y ahí se pone el valor de la mercadería”, continuó Cervi en otra parte de la conversación.

El empresario anticipó que, de continuar los problemas políticos y económicos en el vecino país, las exportaciones del Valle hacia ese destino caerán en forma progresiva.

Cabe destacar que esta semana la agencia de calificación Standard & Poors rebajó la nota de riesgo de Brasil al nivel BB+, considerado como de “bono basura” y con perspectiva negativa. Esta es la primera agencia de riesgo que le quita a Brasil el llamado “grado de inversión”, la calificación que se otorga a los buenos pagadores y que Brasil gozaba desde 2008. Esta sanción de la calificadora impactó negativamente en el mercado financiero impulsando una nueva devaluación del real.

Por otra parte, se supo el martes que la ministra de Agricultura Katia Abreu anticipó que su gobierno estudia la puesta en marcha de una serie de medidas para incentivar el consumo de frutas en el mercado. Abreu señaló que se buscará duplicar el consumo potenciando la producción local de calidad. El anuncio se hizo en el marco del lanzamiento del control de la plaga mosca de los frutos con aportes del Estado por algo más de 30 millones de dólares.

(Redacción Central)

Fruticultura


Comentarios


Proyectan fuerte caída de venta de fruta a Brasil