Qué dijo Hollywood sobre el “descargo” de Kevin Spacey

El video apareció justo después de que se conociera que el 7 de enero, Spacey debe ir a la Justicia

#

El actor, acusado de abuso(Foto: Gentileza )

La actriz estadounidense Alyssa Milano, el actor y director Jon Favreau y otros miembros de la industria de Hollywood criticaron el “espeluznante” video que el actor Kevin Spacey subió a sus redes sociales cuando se supo que en los próximos días será formalmente acusado del abuso sexual de un joven en 2016.

“Vean el espeluznante video que subió el Sr. Spacey luego de que se conociera la noticia”, tuiteó la actriz de conocidas series como “Charmed” y “¿Quién manda a quién?” en un posteo que acompaña con el enlace a un artículo periodístico en el que se informaba que se espera que Spacey sea acusado el próximo 7 de enero.

El video que subió el doble ganador del Oscar a su canal de YouTube y a su cuenta de Twitter es su primera “aparición pública” en más de un año y coincide con la noticia de que un fiscal de la isla de Nantucket, cerca de Boston, en el estado norteamericano de Massachusetts, prepara la denuncia por un caso presuntamente ocurrido en julio de 2016.

De acuerdo con la denuncia de la madre de la víctima, la periodista Heather Unruh, en esa fecha Spacey ofreció bebidas alcohólicas a su hijo de 18 años, se aprovechó de su estado de embriaguez, le metió la mano en los pantalones y agarró sus genitales.

En aparente respuesta a la noticia de que está pronto a ser acusado por ese delito, Spacey subió un video en el que encarna al reconocido personaje de la multipremiada “House of Cards”, la serie de Netflix de la que fue expulsado cuando a fines de 2017 comenzó a ser denunciado por diferentes hombres por acoso sexual y conductas inapropiadas.

“Let Me Be Frank”, se titula el video en un juego de palabras por su doble traducción “déjenme ser franco” y “déjenme ser Frank”, en alusión a Frank Underwood, el inescrupuloso y criminal presidente estadounidense que interpretó durante cinco temporadas y que este año fue eliminado de la trama para su sexta y última entrega.

“Sé qué es lo que quieres”, dice un Spacey con el acento sureño de su famoso personaje y vestido con un delantal con motivos navideños, mientras prepara comida sobre una mesada. “Si no pagué por las cosas que ambos sabemos que hice, ciertamente no voy a pagar por las que no hice. No hemos terminado, no importa lo que digan los demás. Y además sé lo que quieren. Quieren que vuelva”, dijo en otro pasaje de los tres minutos del video.

El mensaje, que funcionó tanto como una referencia a los fanáticos de la serie supuestamente desilusionados con la salida del personaje como una desafiante respuesta a las acusaciones de abuso en su contra, generó la reacción de los medios de comunicación y de algunas personalidades de Hollywood, como Milano.

El actor, director y guionista Jon Favreau, por ejemplo, se preguntó “¿Kevin Spacey está usando el equipo de abogados de Donald Trump?”, en una broma que hace referencia a las declaraciones en redes sociales del presidente de EE.UU., que suelen acarrearle numerosas críticas.

En tanto, el guionista y productor Craig Mazin, hizo un chiste acerca de la performance de Spacey en el video y afirmó: “El único aspecto positivo del video de Kevin Spacey es que todos podemos señalarlo y decir ‘eso es lo que pasa cuando no tenés un guionista’”.

El caso

Kevin Spacey fue acusado de manosear al hijo de 18 años de una presentadora de TV en 2016, en el primer caso penal contra el actor ganador del Oscar desde que su carrera colapsó por una serie de denuncias de conducta sexual inapropiada hace un año.

Spacey, de 59 años, debe comparecer el 7 de enero en una corte en la isla vacacional de Nantucket para responder a un cargo de abuso sexual, dijo el fiscal Michael O’Keefe el lunes en un comunicado. Podría pasar hasta cinco años en prisión de ser hallado culpable.

Una denuncia penal fue emitida por un asistente jurídico en una audiencia el jueves, dijo O’Keefe.

Poco después de que el cargo se hizo público, Spacey publicó el video en YouTube titulado “Let Me Be Frank” (Permítanme ser franco) con el que rompió su silencio de más de un año.

La exnarradora de noticias Heather Unruh se pronunció en noviembre del 2017 para decir que el actor le metió la mano en los pantalones a su hijo, quien entonces tenía 18 años, y le agarró los genitales en el Club Car Restaurant en Nantucket en julio del 2016. Su hijo huyó del restaurante cuando Spacey fue a usar el baño, dijo Unruh en aquel momento.

Unruh dijo que su hijo no reportó el abuso de inmediato porque estaba avergonzado.

“El demandante ha mostrado una valentía tremenda al pronunciarse”, dijo Mitchell Garabedian, un abogado del hijo de Unruh, en un comunicado el lunes. “Dejemos se presenten los hechos, se aplique la ley pertinente y se pronuncie un veredicto justo”.

Spacey es investigado por sospechas de abuso sexual en Los Ángeles por un incidente que presuntamente ocurrió en 2016. Los fiscales declinaron formular cargos por una acusación que data de 1992 porque la misma había prescrito.

También enfrenta acusaciones de conducta sexual inapropiada durante su época como director artístico del Old Vic Theatre en Londres.

El ganador de dos premios Oscar estuvo entre las primeras figuras prominentes que cayeron con el movimiento (hash)MeToo, desatado por las acusaciones de violencia sexual contra el magnate de Hollywood Harvey Weinstein en octubre del 2017.

Su primer acusador, el actor Anthony Rapp, dijo que Spacey se le montó encima en una cama cuando Rapp tenía 14 años y Spacey 26. Spacey dijo que no recordaba tal encuentro pero se disculpó de todas maneras por si las acusaciones eran ciertas. También usó la declaración para revelar que es gay.

Otros acusadores siguieron los pasos de Rapp.

Spacey fue entonces despedido de “House of Cards”, el drama político que protagonizó durante cinco temporadas, y su interpretación del magnate petrolero J. Paul Getty fue cortada de una película ya lista, “All the Money in the World”, y reemplazada con una del actor Christopher Plummer. Otros proyectos en los que estaba involucrado fueron engavetados.

El proceso contra Spacey representa un raro caso penal en la era de (hash)MeToo. Weinstein aguarda juicio en Nueva York, pero muchos de los otros casos han sido demasiado antiguos como para llevar a las cortes, y algunos acusadores han declinado cooperar con las autoridades.


Comentarios


Qué dijo Hollywood sobre el “descargo” de Kevin Spacey