Queda mucho por hacer en Grecia




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

análisis

Bruselas respira más tranquila después de saber que las elecciones griegas del domingo no terminaron en la “catástrofe” que podría haber supuesto la victoria de las fuerzas más extremas. Sin embargo, el gobierno de coalición moderado que se constituirá en Grecia tendrá que seguir afrontando enormes problemas. Y los países del euro siguen buscando una estrategia común. Durante semanas, la Unión Europea contuvo la respiración en espera de lo que ocurría en Grecia, hablando de escenarios posibles como el de una salida del euro, una retirada masiva de fondos de los bancos o posibles controles del movimiento de capitales. Pero los conservadores proeuropeos de Nea Dimokratia de Antonis Samaras se impusieron como la principal fuerza. La cúpula europea confía en que el país azotado por la crisis forme pronto un gobierno de coalición. “Seguimos apoyando a Grecia como miembro de la familia de la UE y de la Eurozona”, es el lema del presidente de la Comisión Europea. Pero Bruselas sabe bien que los peligros para la unidad monetaria y la cohesión de la unión siguen ahí. Sobre todo el Banco Europeo clama porque el nuevo gobierno continúe implementando el controvertido programa de ahorro y reformas. Y es que al país le esperan nuevos retos: “En los próximos meses habrá que adoptar nuevas medidas para llenar los agujeros presupuestarios para 2013 y 2014”, afirma un informe de la Comisión Europea de mayo. Los políticos de Bruselas están dispuestos a extender los plazos del programa, pero no a realizar grandes cambios en el contenido. (DPA)


Comentarios


Queda mucho por hacer en Grecia