Quedó en espera el contrato de CALF, la cooperativa de servicios públicos

La ultima sesión ordinaria marcó el compromiso fallido de la apertura de sesiones del intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, de enviar el nuevo convenio por los próximos diez años de la cooperativa.



#

El nuevo contrato de concesión para la cooperativa CALF no llegó al Concejo Deliberante este año. Su tratamiento había sido prometido por el intendente Horacio Quiroga durante la apertura de sesiones en febrero.

Hace una semana, el Ejecutivo ingresó un “marco de referencia” que los ediles debían aprobar para que se enviara el contrato.

Pero el escrito no tuvo siquiera debate en la comisión de servicios públicos.

“Es incompleto, un bosquejo, algo escrito sólo para cumplir con enunciados vagos que ni siquiera mejora el marco existente”, sostuvo ayer el concejal del MPN, Alejandro Nicola.

La misma impresión se llevó el concejal del Frente Neuquino, Luis Durán, presente en la misma comisión. “El marco que mandaron es lamentable, es peor del que está. Si el que teníamos tenía falencias este es terrible”, dijo lapidario.

Previo al planteo de un nuevo marco regulatorio para enviar el nuevo contrato con CALF, Quiroga sostuvo que enviaría la nueva concesión después de conocer los resultados de la auditoría.

Las conclusiones del millonario trabajo no se dieron a conocer.

Sí hubo un informe a la prensa con detalles de la ineficiencia de la cooperativa y un costo laboral mayor que otras cooperativas eléctricas, aspectos que luego fueron desmentidos por el presidente de la CALF, Carlos Ciapponi.

En la última sesión de ayer, los concejales aprobaron una comunicación en la que pidieron formalmente que se les envíe el resultado de la auditoría de Deloitte.

El pedido de informes tuvo el rechazo de Cambiemos.

Durán volvió a insistir con la necesidad de contar con un informe de auditoría de la Universidad Nacional del Comahue sobre CALF.

¿Por qué fracasó?

Pero el proyecto fracasó porque no sólo se opuso el oficialismo quiroguista, sino también hubo rechazo del MPN. Fue la excepción el concejal Marcelo Marchetti (MPN) , quien respaldó el pedido, aunque los votos no alcanzaron.

“Iban a mandar el contrato en marzo y llegamos a diciembre y el contrato no está”, criticó Nicola.

“Hay muchas cosas que son responsabilidad del intendente como regularizar a mucha gente que está colgada, en todos estos años no trabajó para que tuviera un servicio regular”, planteó.

En su opinión , con el marco que enviaron “muestran que no saben lo que quieren hacer”.


Comentarios


Quedó en espera el contrato de CALF, la cooperativa de servicios públicos