Quieren desligar a Bariloche del consumo de alcohol

El intendente Gennuso lamentó que la ciudad se haya convertido en el paradigma de la ingesta en los viajes de egresados. Lo dijo en el acto realizado para recordar a los cuatro jóvenes que murieron víctimas de un conductor alcoholizado, en el kilómetro 1,8.



#

Memoria. Hace nueve años cuatro chicos fueron atropellados. Ayer los recordaron.(Foto: marcelo martínez )

El intendente Gustavo Gennuso dijo que la prevención de las adicciones “debe empezar en cada casa” y lamentó que “Bariloche se haya convertido en el paradigma del consumo de alcohol para los jóvenes de todo el país”.

Aseguró que trabaja en un proyecto para revertir esa imagen pero no quiso dar otros detalles. Dijo que “se trata de un tema muy difícil, con intereses muy fuertes y primero hay que instalar el debate”.

El intendente habló ayer durante el acto realizado en el kilómetro 1,8 de la avenida Bustillo para recordar a los cuatro jóvenes del barrio Virgen Misionera fallecidos hace nueve años cuando volcó el auto en el que volvían a sus casas desde un boliche céntrico. El conductor del vehículo estaba alcoholizado y fue el único que sobrevivió. Años después recibió una condena en suspenso.

A raíz de aquel episodio se conformó la Mesa 6 de Septiembre, que cada año organiza actividades para generar conciencia sobre los riesgos de beber bebidas alcohólicas, especialmente entre los jóvenes.

Gennuso valoró el trabajo de la Mesa como “una lucha que sale del dolor y que no termina”. Reconoció que le “cansa” leer cada semana la estadística de los controles de alcoholemia y el alto número de vehículos secuestrados, porque reflejan “un fracaso como sociedad”.

Dijo que es indispensable lograr que los jóvenes “se diviertan sin alcohol” y subrayó que “es una tarea de todos” y no sólo del municipio. “De qué sirven los controles mientras en cada barrio haya venta clandestina, mientras haya bolichitos que tienen dos caramelos y 200 cervezas”, preguntó.

Del acto participaron unas 100 personas, incluidos varios alumnos del colegio Amuyén, al que concurrían las víctimas. Algunas lágrimas brotaron al colocar las ofrendas florales en el lugar que recuerda la tragedia en la que perdieron la vida Marina y María Ester Bentancur, Laura González y Eduardo Mansilla.

El padre Vicente De Luca leyó un mensaje del obispo Juan José Chaparro y también habló el presidente del Consejo de la Iglesia Luterana, Juan Carlos Waicheim, quien dijo que el esfuerzo de todos es importante para prevenir el consumo de alcohol pero “el Estado debe estar más presente”.

También cuestionó “las publicidades que vinculan a las bebidas alcohólicas con el éxito y con el deporte” y propuso trabajar para que “la vida prevalezca sobre los intereses económicos”.

Julio González, padre de una de las víctimas y principal impulsor de la Mesa 6 de Septiembre, admitió que la “noche sin alcohol” dispuesta por ordenanza en 2010 todavía no logró involucrar a todos, ya que ese día las principales discotecas de la ciudad suelen cerrar sus puertas.

González rescató a Puerto Rock, que les brindó “toda la ayuda” y les ofreció el local para realizar el sábado la fiesta sin alcohol para jóvenes locales, además de donar un viaje de egresados a Carlos Paz, que se sorteará ese día.

Este domingo a las 0:30, en Puerto Rock, se hará la novena edición de la Noche sin Alcohol, con un sorteo de un viaje de egresados entre todos los 5º años de Bariloche.

Datos

Este domingo a las 0:30, en Puerto Rock, se hará la novena edición de la Noche sin Alcohol, con un sorteo de un viaje de egresados entre todos los 5º años de Bariloche.

Temas

Río Negro

Comentarios


Quieren desligar a Bariloche del consumo de alcohol