Quince firmas tras el offshore argentino

Las ofertas para la Ronda 1 se abrirán el próximo 16 de abril. El gobierno nacional puso en carpeta 38 áreas para la exploración de las cuencas Malvinas Oeste, Austral Marina y Argentina Norte. También amplió los permisos de exploración existentes.



La pesca de hidrocarburos en el Mar Argentino entró en la etapa de descuento. El próximo martes 16 de abril se abrirán los sobres de ofertas de las firmas interesadas en explorar alguna de las áreas que el gobierno nacional ofreció en lo que denominaron la Ronda 1 del concurso público internacional Costa Afuera y por el cual ya se inscribieron algunas de las firmas más grandes del mundo del offshore.

Hasta el momento son 15 las empresas que fueron autorizadas a participar de la compulsa, entre ellas firmas de peso internacional como son la británica BP Exploration, las chinas Cnooc International y Mitsui & Co, la noruega Equinor (exStatoil), la italiana Eni Argentina y Qatar Petroleum International.

Pero también se formalizaron su participación firmas reconocidas en el país como son Total Austral, Wintershall Energía, Shell, ExxonMobil aunque en su división Offshore Investments.

Entre las operadoras con capitales nacionales se inscribieron para esta primera ronda YPF, Tecpetrol, Pluspetrol y Pan American Energy (PAE). En tanto que el listado de las compañías que cumplieron con los requisitos previos se completa con la inglesa Tullow Oil.

En números

10
de las empresas habilitadas a participar fueron autorizadas a hacerlo como firmas no operadoras de las áreas.

La convocatoria se lanzó en octubre del año pasado y, ante la multiplicidad de interesados, el mes pasado el gobierno nacional optó por extender el plazo de presentación de ofertas.

Es que los 38 bloques incluidos en la compulsa contemplan nada menos que 225.000 kilómetros cuadrados del Mar Argentino, incluyendo áreas de las cuencas Argentina Norte, Austral Marina y Malvinas Oeste.

En números

38
son los bloques que se incluyeron en esta primera ronda licitatoria.

La licitación prevé que las concesiones que surjan de ella tendrán una extensión de ocho años, más una prórroga adicional de otros cinco años, y que las regalías que se generen por la producción potencial de gas y petróleo offshore corresponderán al gobierno nacional.

La licitación comprende seis áreas en la Cuenca Austral Marina por poco más de 13.000 kilómetros cuadrados, ubicadas frente a las costas de Santa Cruz y Tierra del Fuego.

En números

225.000
kilómetros cuadrados suman todas las áreas en la licitación que abarcan tres de las principales cuencas offshore del país.

En la Cuenca Malvinas Oeste las áreas puestas en oferta son 18, emplazadas entre la isla de Tierra del Fuego y las Islas Malvinas, y tienen en conjunto una superficie de cerca de 87.000 kilómetros cuadrados.

En tanto que las restantes 14 áreas corresponden a la Cuenca Argentina Norte, extendiéndose a lo largo de las costas de Chubut, Río Negro y Buenos Aires, y con una superficie total de más de 120.000 kilómetros cuadrados.
Como su nombre lo indica, el objetivo del gobierno es que haya una segunda ronda licitatoria que incluya a otras áreas que fueron dejadas fuera de esta primera convocatoria.

En la Cuenca Argentina Norte son 14 los bloques en oferta.

Nación extendió los permisos de reconocimiento de la plataforma continental

A partir de los pedidos presentados por la firma noruega Spectrum ASA, la secretaría de Energía de la Nación que conduce Gustavo Lopetegui, avaló la extensión de los plazos previstos para los trabajos de exploración que la compañía realiza sobre el mar argentino.

La compañía especializada en el trazado de las potencialidades del offshore obtuvo dos permisos de reconocimiento superficial, uno por 35.000 kilómetros cuadrados frente a la costa bonaerense, y otro por 500.000 kilómetros cuadrados en este caso como prestadora del servicio para YPF.

Desde Nación se autorizó el mes pasado la extensión de esos permisos a un total de ocho año para poder completar todos los trabajos propuestos en los planes, que contemplan tareas como sondeos 2D y 3D, sísmica de refracción y reflexión, gravimetría, toma de muestras, estudios geoquímicos y el procesamiento de todos los resultados.

También se otorgó días atrás a TGS AP Investments un permiso de reconocimiento superficial por un plazo también de 54 meses para realizar tareas similares a las que efectúa Spectrum ASA.

En todos los casos los datos recolectados se consideran propiedad del Estado argentino.


Comentarios


Quince firmas tras el offshore argentino