Quiroga exporta el programa "Comer en Casa"

Expondrá en San Martín sobre esa experiencia.





NEUQUEN (AN).- El intendente Horacio Quiroga hace escuela en la región con "Comer en Casa", el plan nutricional que arroja resultados positivos a sólo dos años de su implementación e interesa a municipios neuquinos y rionegrinos.

El gobierno nacional también puso los ojos en este programa y evalúa apoyarlo para extender su alcance al grupo de la tercera edad.

Por intermedio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), comunas latinoamericanas requieren información sobre el programa.

Quiroga viaja hoy a San Martín de los Andes para exponer la experiencia capitalina, a pedido de las autoridades de esa localidad.

Según dijo, "varias municipalidades de Río Negro la están poniendo en práctica".

Se trata de un programa social que reemplaza los comedores comunitarios, evita la entrega de cajas y gambetea las presiones políticas, mediante la entrega de ticket para compras de alimentos básicos en supermercados.

Destinado a chicos de cero a 14 años y a mujeres embarazadas, los vales son administrados por el padre o madre cabeza de familia en función del listado de productos elaborado por un profesional en nutrición.

En Neuquén capital y por solicitud del propio municipio, el Colegio Médico audita el plan. La entidad verifica el estado nutricional de los chicos y sugiere el refuerzo alimenticio, de considerarlo pertinente.

Si no fuese por este tipo de controles, es posible que los seis desnutridos graves no hubiesen sido detectados ni tampoco los 455 afectados por diferentes grados de desnutrición. En la actualidad el municipio asiste a casi 8.000 pibes. "El Colegio Médico aporta rigor científico", cuenta entusiasmado Quiroga al tiemp que remarca el "alto contenido ideológico" del plan que apunta a revalorizar "las familias, que ya no tienen que rogar una caja ni un lugar en un comedor a algún puntero político. Fundamente se gana en dignidad", afirma. Ahora "los padres, acompañados por sus hijos, compran los alimentos que van a compartir en la mesa familiar, como debería haber sido siempre".

Representantes del gobierno nacional desembarcaron a fin del año pasado para conocer "Comer en Casa" en pleno funcionamiento, atraídos no sólo por los indicadores favorables sino también porque el neuquino es el único municipio del país que maneja un plan sistemático de asistencia social con recursos propios. Para este año Quiroga tiene previsto destinar 2.769.000 pesos.

Como la impresión, según Quiroga, "fue positiva, les solicitamos asistencia para la tercera edad y quedaron en contestar" en los meses que corren.

Con el sistema de tickets y "con un incremento insignificante en los recursos, duplicamos la atención de los chicos pues pasamos de atender alrededor de 3.000 chiquitos en los comedores a casi 8.000", agrega.

La veintena de comedores pasaron a llamarse "centros integrales" donde los chicos reciben apoyo escolar y toman una copa de leche acompañada con un plato de cereal. Allí sus progenitores reciben clases de elaboración de comida económica, asistencia odontológica a través del convenio suscripto con la facultad de odontología de la Universidad de La Plata, supervisión médica, y aprenden el abc de las huertas, de donde las familias obtienen hortalizas frescas.


Comentarios


Quiroga exporta el programa "Comer en Casa"