Rajoy anticipó un duro 2013



MADRID (AFP).- El 2013 será “muy duro” para la economía española, todavía en recesión, advirtió este viernes el jefe del ejecutivo, Mariano Rajoy, quien no descartó recurrir en un futuro a la ayuda del BCE, aunque de momento no la contempla. Rajoy asumió “la impaciencia y hasta la decepción” de los españoles por la situación económica de España y por los recortes que su Ejecutivo aplica frente a la crisis, pero les pidió “comprensión y solidaridad” con unas políticas que no gustan pero que, según dijo, han evitado la quiebra del país. “Tenemos todavía por delante un año muy duro, especialmente en su primera mitad y tenemos que perseverar en las reformas que hemos emprendido”, afirmó Rajoy en rueda de prensa. “La economía española seguirá en recesión algún tiempo aunque esperamos que empiece a mejorar en la segunda mitad del año que viene”, agregó. De nuevo en recesión desde finales de 2011, menos de dos años después de haber salido de ella, la economía española no consigue reanudar el crecimiento, llevando el desempleo por encima del 25%. En el tercer trimestre de 2012, el PBI de España se contrajo 0,3% respecto al trimestre anterior, en que ya había caído un 0,4%. El gobierno español prevé una caída de 1,5% del PBI este año, aunque es más optimista para 2013, previendo una contracción de 0,5%. Otros organismos y analistas prevén una caída cercana al 1,4%.


Comentarios


Rajoy anticipó un duro 2013