Recibieron insultos sexistas en una inspección de trabajo no registrado en Neuquén

Las dos jóvenes representantes del ministerio fueron a una maderera porque habían recibido una denuncia de que allí había personal con empleo informal. Lo constataron. El hermano del dueño las agredió y les gritó "feminazis".

El viernes pasado dos inspectoras del ministerio de Trabajo de la Nación de 25 y 28 años concurrieron a una maderera de la ciudad de Neuquén en un operativo de fiscalización de trabajo no registrado. Las acompañó un agente de la policía federal. Al llegar al sitio las maltrató el hermano del propietario y les gritó "feminazis", "ñoquis", "para esto les pago el sueldo, para que vengan a molestar". No es la primera vez que les sucede. Se pudo constatar que había ocho personas en una situación laboral irregular.

Al lugar llegaron luego de recibir una denuncia anónima al 0800-666-4100.

"Las trabajadoras intentaron calmarlo, finalmente el dueño los saca porque se les iba encima y estaba el agente de la policía federal que lo identificó, tomó su DNI, se lo requirió, además es el testigo de todo lo ocurrido", afirmó Asunción Miras Trabalón, delegada del ministerio de Trabajo de Nación. El viernes próximo habrá una audiencia entre las partes en la que el dueño y el agresor tendrán la posibilidad de disculparse. Sino prospera esta instancia de mediación, las inspectoras pueden judicializarlo.

La funcionaria contó que no es la primera vez que son insultadas. "Generalmente a ellas las tratan mucho peor que si van los dos inspectores que son varones. Las tratan con mayor prepotencia, con mayor violencia. Las subestiman por ser mujeres y por ser jóvenes. Es más, a dos trabajadoras que ahora están en función administrativa hace unos años les han pegado en tareas de inspección. Tuvieron violencia física", agregó.

Planteó que naturalizar estos actos no sólo es inadmisible por el hecho en sí, sino porque además implicaría pensar que hay labores vedadas para las mujeres. "Sino tenemos el respeto en el ejercicio de nuestras tareas de los varones, entonces podrían ser varones solamente inspectores de trabajo", aseguró Miras Trabalón.

Sostuvo que se encontraron ocho personas con empleo no registrado. "Lo que pretendía la violencia es que las trabajadoras no ingresaran, no es que no eran transgresores, que alguien del Estado los estaba molestando, eran transgresores a las normas laborales", subrayó.

La delegación presta asesoría en derechos destinada a quienes viven situaciones de violencia laboral, incluida la violencia laboral por razones de género. Quienes deseen consultar pueden comunicarse al teléfono: 11 5000-9877 o al correo electrónico AT_neuquen@trabajo.gob.ar.

El año pasado creció la demanda debido, dijo la funcionaria, "a que se vulneraron las normas laborales y la prohibición de despidos que está por decreto presidencial y estando los juzgados laborales con virtualidad, los trabajadores se han visto muy indefensos".

"En los casos de mujeres siempre tienen un componente de violencia añadido, siempre. En los casos de varones hay vulneraciones del tipo inventar una causal de despido, un mal encuadre convencional, adeudarle horas extras. Pero cuando son las trabajadoras eso siempre va acompañado de un acto de violencia del empleador o de la empleadora que presionan de modo arbitrario", señaló Miras Trabalón.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Recibieron insultos sexistas en una inspección de trabajo no registrado en Neuquén