Recién en dos años podrá caminar la policía Federal baleada por su jefe

La mujer resultó herida en una vivienda a fines de mayo, en medio de un procedimiento que realizó la División Antidrogas de Cipolletti en una casa en Allen. El esposo de la víctima señaló que el policía que le disparó sigue trabajando y la investigación no avanza.



La mujer estuvo a punto de perder la pierna y en estos días le realizarán injertos.

La uniformada de la Policía Federal que recibió un escopetazo en la pierna izquierda de su jefe en un operativo en Allen, podrá caminar luego de dos años de rehabilitación.

La mujer resultó herida en una vivienda a fines de mayo, en medio de un procedimiento que realizó la División Antidrogas de Cipolletti. Estuvo internada en muy grave estado en una clínica de Neuquén y casi le amputan la pierna, ya que el disparo le provocó serios daños que le dejarán una discapacidad. Recibió el alta clínica y tiene que seguir un intensivo tratamiento.

Le van a quedar secuelas, el cirujano dijo que hay que esperar seis meses para que cierre la herida y luego un año y medio de kinesiología para volver caminar”

dijo el esposo de la mujer baleada por su jefe

Su esposo y ella pidieron no ser identificados, por temor a represalias dentro de la Federal.
“La semana que viene le van a realizar injertos de carne y piel en el lugar donde impactó el disparo. Le van a sacar de los muslos, van a quedar cicatrices en la parte donadora y donde fue el impacto”, detalló.

Para el esposo, el oficial inspector Juan Araoz (de cuya arma habría salido el disparo) cometió una negligencia.
El hombre señaló que cuando los Federales fueron a una de las casas que allanaron, salió un perro Pit Bull chico y “Araoz efectuó un disparo con su escopeta al aire, sin avisar a sus compañeros como lo establece el reglamento policial”.

Una vez dentro de la vivienda, cuando la situación estaba controlada, “recargó de nuevo su escopeta y la dejó apoyada en la pared con el cañón para arriba, justo al lado de donde estaba mi mujer”, relató.
Luego “el arma cayó al piso y por el golpe se disparó y el escopetazo dio en la pierna izquierda” de la joven.

El tipo que le disparó sigue trabajando, no fue separado de la fuerza pero a mi esposa le descuentan 12 mil pesos de sueldo por falta de operatividad”

expresó el esposo de mujer que integra la Policía Federal herida en un operativo en Allen

El hombre dijo que su esposa tendrá una lenta y dolorosa recuperación. “Le van a quedar secuelas, el cirujano dijo que hay que esperar seis meses para que cierre la herida y luego un año y medio de kinesiología para volver caminar”, expresó.

Cuando pueda moverse por sus medios tendrá que realizar mucha actividad en el gimnasio para que la pierna recupere musculatura.
La agente ya no podrá volver a participar de los operativos de la fuerza, solo podrá realizar tareas administrativas, señaló su esposo.

El hombre dijo sentirse “indignado” porque no avanza la investigación en el Juzgado Federal de Roca. Señaló que el oficial inspector Juan Araoz (de cuya arma habría salido el disparo), sigue trabajando y no fue separado de la fuerza.
“Ella va a seguir laburando pero quiere el traslado a otra ciudad, para no cruzarse más con Araoz”, mencionó.


Comentarios


Recién en dos años podrá caminar la policía Federal baleada por su jefe