Reclaman contra el despido de un guardavidas por ser "irreverente" con Gennuso

Los trabajadores de las playas de Bariloche llevaron su protesta al Centro Cívico. Piden que se revierta la medida y se reincorpore al empleado.





Guardavidas de las playas lacustres de Bariloche protestaron en el Centro Cívico. Foto: Alfredo Leiva

Guardavidas de las playas lacustres de Bariloche protestaron en el Centro Cívico. Foto: Alfredo Leiva

Los guardavidas de Bariloche se manifestaron en el Centro Cívico para exigir la reincorporación del trabajador que fue despedido ayer por el gobierno municipal por actuar con “falta de respeto” hacia el intendente Gustavo Gennuso.

Con una gran pancarta de la Asociación de Guardavidas y los silbatos que habitualmente utilizan para alertar situaciones de riesgo en las playas de los lagos, los trabajadores de las playas seguras expresaron su rechazo a la decisión del gobierno y advirtieron que podrían adoptar nuevas medidas de acción si no se reincorpora al trabajador.

El guardavidas Sergio Salas fue notificado ayer de su despido con "causa justificada" por actuar de manera “irreverente” y ejercer una “falta de respecto” hacia el intendente cuando el jueves pasado recorría la obra de la instalación de reguardo para los guardavidas en la playa Centenario.

Juan Sebastián Rapoport, secretario general de la Asociación de Guardavidas, encabezó el reclamo y dijo a la prensa que las supuestas justificaciones del gobierno para despedir al trabajador son “falsas”.

Juan Sebastián Rapoport, titular de la Asociación de Guardavidas de Bariloche, en el reclamo por un trabajador despedido. Foto: Alfredo Leiva

Explicó que Salas mantuvo una discusión con Gennuso a quien le recriminó por el tamaño de la casilla que construyeron para los guardavidas debido a que no tiene capacidad suficiente para las playas donde hay más de dos guardavidas por turno.

Rapoport recordó que Salas es dirigente gremial, integra la conducción de la entidad y consideró que su despido se debe a su actividad sindical.

El dirigente pidió que el intendente revea la medida y advirtió que podrían llevar el caso a la Justicia Laboral. “No creo que ningún juzgado pueda sostener esta postura como un justificado para despedir a una persona”, indicó.

Remarcó que “no hubo ninguna falta de respeto” por parte del trabajador hacia el intendente y dijo que “no es una justificación válida ni causa justa de despido” haber discutido con el jefe comunal.

Los guardavidas piden la reincorporación de un compañero despedido por el municipio por "maltratar" al intendente. Foto: Alfredo Leiva

“Creemos que está a tiempo de recapacitar, un despido de estas características no tiene precedentes”, dijo Rapoport.

Esta mañana, el jefe de Gabinete, Marcos Barberis, dijo a este diario que no había posibilidad de revertir la medida y ratificó que el mal trato al intendente era una causa justificable para el despido. También indicó que el trabajador tenía episodios similares con superiores registrados en su legajo.

Respecto al punto de discusión, Rapoport indicó que el municipio adquirió un modelo de construcción de casillas de reguardo para las playas seguras donde trabajan los guardavidas, que sirven para cubrir del viento y la lluvia a los trabajadores y para guardar los materiales. Pero ese modelo adquirido a una empresa de Neuquén es único para todas las playas con capacidad para dos guardavidas y la queja radica en que hay sectores donde hay hasta cinco guardavidas por turno, por lo cual quedan chicos los resguardos.

Rapoport dijo que desde la entidad pretendían ser consultados para que expongan las necesidades de las casillas.


Comentarios


Reclaman contra el despido de un guardavidas por ser "irreverente" con Gennuso