Recuperar la Comarca Andina

Equipos del INTA realizaron un relevamiento de los daños por los incendios forestales ocurridos durante entre enero y marzo en la Patagonia. Además de la asistencia técnica, avanzan en un plan de acción para la recuperación productiva.

Por INTA Patagonia Norte

Devastación. El paisaje en cientos de hectáreas de la Comarca Andina.

Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, en los primeros 50 días del año se quemaron más de 60.000 hectáreas, principalmente en la Patagonia. El primer incendio ocurrido en Cuesta del Ternero –El Bolsón – afectó unas 6.300 ha y el segundo que afectó mayormente a parajes de la provincia de Chubut alcanzó unas 3.864 hectáreas de bosque patagónico.
Además de las inconmensurables pérdidas de especies vegetales, los incendios ocasionaron daños en establecimientos productivos de la zona. Es por ello que un equipo interinstitucional realizó un relevamiento a campo para contabilizar su impacto y brindar asistencia inmediata a los productores.
Con las imágenes satelitales y los archivos catastrales del paraje Cuesta del Ternero, los técnicos advirtieron que el fuego afectó en promedio un 60% de la superficie predial de los productores, aunque en 4 casos el fuego arrasó más del 90% del campo. Los pobladores afectados por el incendio en La Cuesta de El Ternero son 35 familias y 14 familias integrantes de la Comunidad Rinconada de Nahuel-pan. Todas ellas dedicadas a la producción ganadera que poseen entre 5 y 50 vacas y hasta 100 ovejas.
El stock ganadero afectado es de 7.307 UGO (Unidad Ganadera Ovina: equivale a un ovino de 40 kilos de peso vivo que consume 365 kg de forraje seco en un año) de los cuales el 54 % son vacunos, 19% ovinos, 18% equinos y el 9% caprinos.
Según Raul Reuque – técnico de la agencia del INTA El Bolsón–, los productores perdieron alrededor de 90 kilómetros de alambrados prediales, se quemaron galpones de acopio, una vivienda familiar, una cabaña destinada a emprendimientos de turismo rural, instalaciones de ponedoras, un tractor, un aserradero portátil y unos 10.600 metros de mangueras para abastecer de agua para uso doméstico, para riego y bebida de los animales.
Por su parte, Guillermo Carbajal – técnico de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena– indicó que se avanzó en la declaración de stock ganadero en la zona para calcular el balance de los requerimientos forrajeros de los próximos meses.

De pie. Las familias afectadas luchan para volver a poner en marcha la actividad ganadera.


Hasta el momento, la provincia de Rio Negro entregó forraje –fardos y granos- para atender la demanda urgente de alimento para los primeros meses y se espera obtener más recursos a partir de la declaración de Emergencia y Desastre Agropecuario y Forestal para el departamento de Bariloche.
Para Reuque, es fundamental planificar las acciones a corto y mediano plazo frente a la escasez de áreas de pastoreo y la disponibilidad de forraje “Hay productores que tienen margen para decidir si van a seguir suplementando a los animales o los van a vender. En otros casos, se verán obligados a priorizar aquellos con buena condición corporal y buena sanidad que tengan más posibilidad de sobrevivir en el invierno”. En el caso de mantenerse la dotación ganadera actual, la demanda forrajera de mantenimiento será de unos 5300 fardos al mes y a partir del mediados de abril esta demanda se incrementará a unos 9300 fardos mensuales. Si, bien estos requerimientos en parte pueden ser cubiertos con el pastoreo de las áreas no quemadas, es fundamental que las mismas, reciban un uso muy limitado para evitar el sobre pastoreo y la consecuente degradación de este recurso. “Es preciso contemplar que la recuperación del pastizal del área quemada será gradual, en por lo menos dos o tres temporadas”, especificó.
En el último relevamiento sobre el incendio que comenzó el 9 de marzo, hasta el momento, se contabilizaron aproximadamente 90 familias afectadas en El Hoyo y 500 familias de Lago Puelo de los parajes de Las Golondrinas y Cerro Radal. Por su parte, la localidad de El Maitén cuenta con 10 establecimientos con daños.

Hay productores que se verán obligados a priorizar aquellos animales con buena condición corporal y buena sanidad, que tengan más posibilidad de sobrevivir en el invierno”

Raul Reuque – técnico de la agencia del INTA El Bolsón


En este caso se registró la caída de un sinnúmero de transformadores y postes de luz, lo que generó problemas adicionales a la cosecha y poscosecha de la fruta fina, por la demanda de las cámaras de frío. Además, se desintegraron las mangueras de toma de agua para riego y consumo animal.
La provincia de Chubut, gestionó 10 grupos electrógenos de diferentes dimensiones y características y que se pusieron a disposición de los productores. Esto se suma a dos cámaras de frío en el municipio de El Hoyo para que puedan llevar su cosecha y congelarla para no perderla.
En este contexto, técnicos del INTA brindan asistencia veterinaria inmediata a grandes y pequeños animales y desde la agencia del INTA en esa localidad se entregaron en Cholila cajones de crías de pollitas bebé que serán distribuidas entre productores afectados por el incendio, así como alimento balanceado, comederos y bebederos.
De acuerdo con Andrea Cardozo, jefa de la agencia del INTA El Bolsón, “Desde ambas agencias del INTA estamos colaborando con los Municipios de los distintos parajes afectados. Ahora comienza el trabajo desde la mesa interinstitucional con instituciones de ambas provincias para diseñar el plan de acción que brinde asistencia a los productores, y una estrategia a mediano plazo que contemple un manejo socio ambiental para recuperar los bosques”.

Dato

60.000
Las hectáreas que se quemaron en la Comarca Andina durante los primeros 50 días del año.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Recuperar la Comarca Andina