Recuperó a su hija tras reclamo de apropiación

Luego de un largo debate, la menor regresó a su domicilio materno.



NEUQUÉN (AN).- Después de cinco horas de audiencia Belén Acevedo logró que le restituyan a su hija, luego de haber denunciado la apropiación por parte de sus abuelos paternos durante una semana. La condición sexual de la mujer habría sido el motivo por el cual los abuelos y el padre de la niña solicitaron la tenencia. “Esto es un caso de lesbofobia, porque desde que ella se va a vivir con su pareja comenzó la persecución”, aseguró Gabriela Herczeg, del grupo Malakalaña. Belén presentó la semana pasada un recurso de restitución de su hija de cinco años. De acuerdo a su denuncia el viernes 11 de este mes llevó a la niña a casa de sus abuelos paternos, cumpliendo con el régimen de visitas acordado, pero el domingo 13 no se la devolvieron. “Se empieza a extender la duración de la visita, con distintas excusas y el martes Belén llama al jardín y la maestra le dice que no la habían llevado”, explicó Herczeg, activista lesbiana y feminista de la región e integrante de Malakalaña. Ayer a la mañana tuvo lugar una audiencia con Acevedo, la defensora de la niñez y adolescencia y una psicóloga, en el juzgado de Familia de la ciudad. Desde el Tribunal Superior de Justicia informaron que la madre solicitó la restitución mientras que el padre pidió la protección de la niña al considerar que estaba en una situación de vulnerabilidad. También se confirmó que el hombre tiene una denuncia y una exclusión del hogar por un caso vinculado con la ley 2212, de violencia familiar. Después de cinco horas de debate, Acevedo logró regresar a su casa con su hija, luego de pautar un régimen de visitas con la familia paterna. De acuerdo al relato de compañeras y referentes de las agrupaciones LGBT, Acevedo decidió iniciar en julio la convivencia con su pareja, y allí comenzaron los problemas. “Los abuelos empiezan a publicar mensajes en las redes sociales, diciendo que esperan que no sea maltratada, que no la hagan sufrir”, relató Herczeg. “No hay ninguna duda de que se trata de lesbofobia, no hay ningún motivo por el que Belén no pueda estar con su hija, porque la ha sostenido en lo afectivo, económico y moral”, agregó. La jueza Gabriela Ávila es la que intervendrá en la causa, y con los resultados de la audiencia de ayer resolverá cómo proceder.


Comentarios


Recuperó a su hija tras reclamo de apropiación