Murió Silvina Luna: La triste coincidencia con el fallecimiento de su mamá, Roxana Cheri

Silvina Luna murió este jueves, a los 43 años, luego de una larga internación en terapia intensiva. Su mamá había fallecido años atrás, y ella la recordaba constantemente.

Silvina Luna murió este jueves, a los 43 años, luego de una larga internación en terapia intensiva en el Hospital Italiano de Buenos Aires. Su familia más cercana definió desconectarla del soporte vital, que la mantuvo con vida durante las últimas horas, tras volver a ser intubada en la noche del miércoles.

En las últimas semanas, Silvina Luna había recobrado la consciencia y sus amigos aseguraban que pedía con asiduidad por su mamá, Roxana Cheri, quien también tuvo un trágico desenlace del que la modelo fue cercana. Su pérdida fue desvastadora para la exparticipante de Gran Hermano 2001.

Roxana Cheri, la mamá de Silvina Luna, murió en agosto de 2008, cinco meses después del fallecimiento también de su papá.

Según había contado Silvina Luna, su mamá se descompensó el 19 de agosto de 2008 en su casa de Rosario y, a pesar de llegar con vida al hospital más cercano, murió poco después tras un problema gástrico.

“Yo había estado con ella la última semana en Rosario, porque hubo que internarla por un problema gástrico. Pero después se mejoró y volví a Buenos Aires para hacer la función de teatro. El domingo me avisaron que se había descompensado nuevamente y que estaba mal. Entonces volví a Rosario y ya era tarde: no pude ni hablar con ella» contó tiempo atrás Silvina Luna.

El impacto de la muerte de su mamá, después del fallecimiento de su padre, generó una profunda tristeza en Silvina Luna, quien se tomó un tiempo para volver al teatro y seguir con su rutina. Entonces, la modelo aseguró que “ahora tengo dos angelitos, que desde el cielo me van a guiar en todas las funciones”.

Por qué Silvina Luna pedía por su mamá, antes de morir


Silvina Luna estuvo internada en terapia intensiva durante más de dos meses, ante un crítico estado de salud derivado de la mala praxis de Aníbal Lotocki. Esta situación había obligado a su hermano Ezequiel a evitar el reporte diario sobre su evolución, ya que el cuadro no era estable.

Esta decisión de Ezequiel sobre el estado de su hermana, Silvina Luna, recordó a Carmen Barbieri, conductora de «Mañanísima» en Magazine, su internación en terapia intensiva también derivada de un cuadro de COVID-19 que se complicó.

Es que sus más cercanos aseguraron que Silvina Luna confundía entonces a otras personas en el hospital con su mamá, quien murió en 2008 tras descompensarse en su casa. “Eso es por la medicación” aseguró Carmen Barbieri al respecto.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios