Científicos aseguran que el núcleo de la Tierra se frenó: cómo nos afecta

Se trata de un estudio científico de la Universidad de Pekín, donde se detallan las características del fenómeno. Se estima que sucede cada determinados períodos de tiempo, teniendo afectación en la vida terrestre.





Investigadores científicos de la Universidad de Pekín concluyeron que la rotación del núcleo sólido de la Tierra se detuvo, hace al menos catorce años, y su giro podría estar empezando a invertirse. Si bien parece algo catastrófico, todo indica que se trataría de algo normal en el curso de su historia.

El hallazgo fue publicado por el último número de «Nature Geoscience», y en el artículo se señala que la inversión se produce de forma periódica, una vez cada siete décadas aproximadamente, por lo que se pueden registrar cambios en la intensidad del campo magnético terrestre y en la duración de los días.

Según los autores de la investigación, Yi Yang y Xiaodong Song, estos cambios suelen ser habituales en determinada escala de tiempo. Sin embargo, adelantaron que buscarán entender mejor cómo lo que sucede en la profundidad de la Tierra afecta a su superficie.

Para llegar a esa conclusión, Song ha estudiado los últimos temblores de la Tierra con modelos informáticos que reconstruyen todo el planeta, lo que muestra que en 2009 el núcleo terrestre se frenó y desde entonces gira un poco más lento que la corteza.

«Visto desde el espacio, el núcleo gira prácticamente al mismo paso que el resto del planeta. Pero desde el punto de vista de la superficie, donde están las estaciones sísmicas, el núcleo gira ahora en dirección contraria; hacia el oeste” explicó el científico a publicaciones internacionales, según indicó «El País».

Los científicos también han detectado que a mediados de la década del ’70 ya hubo un patrón similar. “Inferimos que hay un ciclo de oscilación que dura unas siete décadas” explicó Song; “Esto sugiere que hay una resonancia que conecta todas las capas de la Tierra que se produce con esa cadencia” detalló.

El núcleo interno, sólido y formado principalmente por hierro y níquel, está físicamente separado del resto de la masa terrestre por el núcleo externo, de hierro líquido, lo que le permite mantener una rotación independiente y distinta a la de la Tierra misma.

El giro del núcleo interno, de hecho, recibe su impulso de los fuertes campos magnéticos generados por el núcleo externo y se equilibra por los efectos gravitacionales de la gruesa capa del manto que hay justo encima. Desde hace décadas, los geólogos debaten sobre la velocidad de esta rotación y sobre la posibilidad de que varíe a lo largo del tiempo.

Cómo afecta el núcleo interno a la duración del día


Según las investigaciones científicas, el núcleo de la tierra da una vuelta más que el resto del plantea cada unos 900 años. Esta falta de sincronía se debe a que las mareas y el alejamiento progresivo de la luna han ido frenando a la corteza terrestre, lo que genera que los días no duren 24 horas exactamente.

Sin embargo, y sin razón aparente, los estudios indican que los días se están acortando fracciones de segundos desde hace algunos años, sin que nadie sepa el por qué. Este es un fenómeno puede tener efectos globales.

“En los últimos años, los días se están haciendo más cortos y es posible que en parte se deba al núcleo de la Tierra” razonó Song al respecto. La anomalía del núcleo hace que un día sea una milésima de segundo más corto ahora que en 1970, detalló el científico.

Finalmente, “la rotación del núcleo interno dentro del externo también altera el campo gravitatorio interno y causa deformaciones en la superficie, lo que a su vez puede influir en el nivel del mar. Estos cambios podrían también afectar a la temperatura global del planeta” concluyó el geólogo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Científicos aseguran que el núcleo de la Tierra se frenó: cómo nos afecta