Un niño grave en Garupá por un cuadro de Leishmaniasis Visceral: de qué se trata

El afectado es un niño de 11 años, que debió ser trasladado de Misiones al Hospital Garrahan, en Buenos Aires, por la gravedad del cuadro. Advierten por la proliferación del insecto que transmite la enfermedad.





Autoridades de Salud Pública de Misiones confirmaron un caso de Leishmaniasis Visceral, una enfermedad de origen zoonótico, detectado en un niño de once años de la ciudad de Garupá que, por su grave estado, fue trasladado al Hospital Garrahan de Buenos Aires.

De acuerdo a las primeras informaciones, el misionero ingresó al Hospital de Pediatría de Posadas el pasado 3 de enero y fue internado por presentar un cuadro de ictericia, una coloración amarillenta de la piel que tiende a presentarse ante fallas hepáticas.

Al realizarse los primeros estudios, se constató que el nene cursaba una hepatitis aguda. Por la gravedad de ese cuadro, tres días después fue derivado a CABA, donde los estudios realizados confirmaron el positivo para Leishmaniasis Visceral.

Además, el chico presentó un cuadro de Leptospirosis, una enfermedad transmitida por la orina de los animales afectados que puede trasladarse a los humanos generando una infección en riñones, hígado o pulmones.

El pronóstico del paciente es reservado y se esperaba, en las próximas horas, su evolución sanitaria. El caso puso en agenda nacional el saneamiento animal en Garupá, donde se ha registrado una gran cantidad de animales en situación de calle.

Qué es la Leishmaniasis Visceral


De acuerdo a los sitios especializados en Salud, la Leishmaniasis Visceral es una enfermedad infecciosa provocada por un parásito, que se propaga por la picadura de flebótomos, insectos similares a los mosquitos.

Este tipo de enfermedad afecta a los órganos internos, generalmente el bazo, el hígado y la médula ósea, con síntomas que pueden incluir fiebre, inflamación de los órganos mencionados y pérdida de peso.

Existen medicamentos y tratamientos para combatir estos parásitos, pero si no se sigue ninguna de las recomendaciones los casos graves son generalmente fatales.

Para evitar el contagio y la proliferación de la enfermedad se recomienda limpiar periódicamente los gallineros, chiqueros y malezas; eliminar la materia orgánica que se encuentre alrededor de la vivienda; podar eventualmente los árboles de la zona; mantener apartados los abrigos con pieles de animale; usar repelentes, mosquiteros y telas metálicas en puertas y ventanas; y mantener a los canes protegidos con repelentes y resguardarlos dentro del domicilio, en lo posible, en el amanecer y el atardecer.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un niño grave en Garupá por un cuadro de Leishmaniasis Visceral: de qué se trata